Cómo reparar llaves térmicas que no se restablecen

Escrito por markg | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las llaves térmicas son llaves que cortan el flujo de electricidad en un circuito cuando hay una sobrecarga u otro tipo de falla. Este aparato en sí es bastante duradero y raramente es la causa de un circuito interrumpido. Para resolver problemas del circuito, comienza buscando sobrecargas, luego cortocircuitos y finalmente examina la llave térmica en sí.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un probador receptor eléctrico
  • Un destornillador
  • Una llave térmica nueva (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de entender cómo funcionan las llaves térmicas antes de intentar repararlas. Éstas tienen llaves sensibles a la temperatura que utilizan una tira bimetal y un muelle para cerrar el circuito, permitiendo que la corriente fluya. Las fallas en los circuitos generan calor, el cual hace que la tira se doble. Esto suelta una palanca que abre el circuito y corta la energía hasta que la restablezcas.

  2. 2

    Comienza la reparación en el otro extremo del circuito, no en la llave. Ésta raramente es la fuente del problema, a no ser que esté fallada mecánicamente, lo cual usualmente no ocurre.

  3. 3

    Busca por sobrecargas en el circuito. El culpable más común es una sobrecarga del circuito con demasiados componentes o reparaciones que llevan demasiada energía. La mayoría de los circuitos hogareños operan con 120 voltios y 15 amperes y son capaces de manejar de manera segura hasta 1440 vatios de potencia. Si la potencia total del circuito excede ampliamente estas cifras, la térmica se activará. Agrega la suma total de potencia de los electrodomésticos y reparaciones del circuito para asegurarte de que no exceda el rango del mismo. La mayoría de los electrodomésticos tienen su propia potencia impresa en ellos.

  4. 4

    Busca cortocircuitos desconectando los accesorios o los electrodomésticos individualmente y observando los resultados. Los cables sobrecalentados en accesorios livianos son los culpables más frecuentes. Si los electrodomésticos están revisados, examina cada toma de corriente y llave de luz del circuito buscando cables sueltos o quemados. Utiliza un destornillador analizador de neón para detectar fallas en las salidas de electricidad. Si no hay cortocircuitos en las llaves o en los tomas, el problema puede ser de la llave térmica o de cableado detrás de las paredes.

  5. 5

    Reemplaza la llave térmica antes de llamar a un electricista a que revise los cables. Las térmicas se acoplan a una barra tipo riel, por lo tanto asegúrate de cortar la electricidad del tablero de servicio antes de quitar la llave de la barra. Desconecta el cable negro de la llave antigua y conéctalo en la nueva. Colócala en su lugar.

  6. 6

    Llama a un electricista si luego de buscar sobre cargas y cortocircuitos y de reemplazar la llave térmica el problema continúa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles