Reparar una podadora Homelite

Escrito por kelly bennett seiler | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las podadoras Homelite suelen ser consideradas una de las máquinas con precios más razonables en el mercado. Son famosas por su confiabilidad y por la facilidad de mantenerlas. Las podadoras Homelite vienen en varios tamaños y con distintas características, incluyendo la tecnología Zip Start, que requiere menos esfuerzo para tirar de la cuerda. Sin embargo, no importa qué modelo selecciones, es probable que debas solucionar algunos problemas. Intenta solucionarlos por tu cuenta antes de llamar a un profesional.

Otras personas están leyendo

Energía

Si tienes dificultades para encender tu podadora Homelite, debes revisar la bujía. También es posible que no tengas más combustible. Si tienes combustible pero la podadora sigue sin arrancar, empuja el primer bulbo hasta que esté lleno de combustible. Si no se llena, hay un bloqueo en el sistema primario de suministro de combustible y debes contactar a un centro de mantenimiento. Si no es éste tu problema, asegúrate de que el motor no esté inundado. Tu manual de usuario tendrá instrucciones sobre cómo hacer esto.

Motor

Si el motor no acelera, asegúrate de darle suficiente tiempo para que caliente, alrededor de tres minutos. Contacta a un reparador si luego de este tiempo el motor sigue sin acelerar. Si el motor solamente funciona a alta velocidad con el cebador por la mitad, es necesario ajustar el carburador, y deberás contactar a un profesional. Si tu motor no alcanza la máxima velocidad, pero emite mucho humo, revisa la mezcla de lubricante y combustible. A su vez, reemplaza el filtro de aire si está sucio. Si la causa de esto es el carburador, como antes se menciona, tendrás que contactar a un centro de mantenimiento.

Cuerda y retenedor de carrete

Tu cuerda debe avanzar al utilizar el sistema EZ Wind Tap Advance de Homelite. Si no lo hace, entonces puede que la cuerda se haya soldado a sí misma o que no haya suficiente cuerda en el carrete. Asegúrate de que la cuerda no esté demasiado corta o de que no esté enredada en el carrete. Además, si la velocidad del motor está demasiado baja, necesitarás avanzar la cuerda cuando el motor esté acelerado al máximo. Si el retenedor del carrete es difícil de girar, las roscas de los tornillos pueden estar sucias o dañadas. Limpia las roscas y lubrícalas con grasa. Si esto no ayuda, reemplaza el retenedor del carrete por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles