Cómo reparar una silla neumática

Escrito por contributing writer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las sillas neumáticas que se usan generalmente en oficinas usan un elevador para poder ajustar la altura. Con el uso diario el elevador y los tornillos se pueden aflojar dando como resultado un asiento que no se queda en su lugar. Pudes comprar piezas nuevas o contratar a un profesional para que la repare pero no siempre es una buena idea dado que el costo puede igualar al de una silla nueva. Puedes obtener una solución menos costosa y más sencilla si sigues los siguientes consejos para mantener tu silla en buenas condiciones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un destornillador
  • Una regla de madera
  • Un rollo de cinta adhesiva
  • Ruedas y soportes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa un destornillador o una llave de tubo para quitar los tornillos que unen el asiento, los brazos y la parte de la espalda a la estructura de la silla. Pon un adhesivo fuerte en las roscas de los tornillos y luego vuelve a colocarlos. Deja que se sequen antes de usar la silla.

  2. 2

    Para fijar un asiento que se hunde levántalo hasta el nivel que desees y haz una marca en el cilindro. Mide la distancia desde la marca hasta la base. Ahora corta una regla de madera en desuso y coloca las piezas entre el marco que sostiene las ruedas y la pieza ubicada debajo del asiento. Fíjalos en su lugar envolviéndolos con cinta adhesiva.

  3. 3

    Asegúrate de que las ruedas están en buenas condiciones volteando la silla y mirando el desgaste. Para volver a colocar las ruedas con sus soportes tira o desatornilla las ruedas usando un destornillador para hacer palanca y así quitar las ruedas fuera del marco. Limpia cualquier residuo. Compra ruedas con soporte nuevas en cualquier tienda de artículos para el hogar. Si no encuentras el tamaño que necesitas ajusta el agujero a la medida del perno del soporte de la rueda agrandándolo con una mecha o inserta una espiga de madera y perfórala al tamaño del perno. Coloca las espigas en los agujeros golpeándolos con un mazo de goma. Finalmente inserta o atornilla los soportes de las ruedas nuevamente en su lugar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles