Cómo reparar el tacón roto de un zapato

Escrito por jonita davis | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reparar el tacón roto de un zapato
El tacón se puede romper en dos sectores, pero ambos se pueden reparar. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

La popularidad de los zapatos cerrados de tacón alto, conocidos también como estiletos, ha dado originen a la demanda de la reparación de tacones rotos. Los tacones de los estiletos son más altos y delgados que los de otros zapatos, por lo que es inevitable que se rompan. Además de ese inconveniente, los estiletos rotos también son una inversión rota, dado que reemplazar estos zapatos implica un gasto de tres cifras. Afortunadamente, hay una alternativa para aquellas que quieren salvar el zapato dañado, ya sea que se haya roto el cuerpo o la punta del tacón.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pinza nariz de aguja
  • Cepillo de dientes viejo o cepillo para aplicar maquillaje
  • Kit para reparar la punta de un tacón
  • Pegamento para zapatos
  • Martillo
  • Rotulador permanente del color del zapato

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Tacón partido

  1. 1

    Recupera la pieza rota del tacón de la calle o la acera antes de que se produzca un daño mayor. Limpia ambas partes, para eliminar los restos de suciedad y polvo que impedirán la unión de las piezas. Inspecciona la pieza rota, a fin de asegurarte de que no falte ninguna parte. Los tacones de los estiletos a menudo se rompen desde la base del zapato o se parten a la altura de la mitad del tacón.

  2. 2

    Aplica pegamento para zapatos en la parte del tacón que continúa unida al zapato. Presiona la otra pieza sobre la que tiene el pegamento. Trata de que ambas piezas encajen de la mejor manera posible.

  3. 3

    Aplica presión al tacón, hasta que el pegamento se seque. Presiona el zapato hacia abajo en la zona del tacón con la mano sobre el piso u otra superficie dura y plana, como un escritorio.

  4. 4

    Mantén la presión durante el período de tiempo especificado en las indicaciones del pegamento. No sueltes la presión para verificar si se secó antes de que haya transcurrido el tiempo indicado. Esto te ayudará a evitar que se vuelva a romper, por no estar bien pegado. Pinta la zona con un rotulador permanente, para que se mezcle con el color del zapato.

  5. 5

    Ponte el zapato solo luego de que el pegamento se haya secado bien. Durante las primeras horas, ten cuidado al caminar. Camina aplicando el peso del cuerpo en los dedos y no en el talón. Esto evitará que apliques una presión desequilibrada en un tacón que no está perfectamente unido.

    Punta partida

  1. 1

    Extrae los restos de la punta del tacón de metal, plástico, goma o corcho. De ser necesario, utiliza una pinza con nariz de aguja, para eliminar las piezas más difíciles. Al eliminar los restos de la punta, verás un clavo que sobresale del tacón. El clavo es parte del tacón, no es el motivo del problema.

  2. 2

    Toma la pinza y quita el clavo del tacón. Aplica toda la fuerza que sea necesaria para extraerlo, y muévelo como sea necesario para aflojarlo y poder quitarlo.

  3. 3

    Limpia los restos de suciedad y polvo del tacón y del agujero donde solía estar el clavo. Aplica pegamento para zapatos en la punta del tacón. Coloca la punta nueva en su lugar, en el agujero donde estaba el clavo. Da golpecitos con el zapato contra el piso o con un martillo, para que la punta encaje perfectamente en el tacón.

  4. 4

    Deja que se seque según las indicaciones de la etiqueta del pegamento. Aplica presión para asegurarte de que las piezas estén bien unidas. Presiona el tacón contra el suelo o un escritorio. Pinta el tacón terminado con la punta con un rotulador permanente del color del zapato.

Consejos y advertencias

  • De ser posible, deja que el zapato se asiente por uno o dos días y utiliza otro par.
  • Es aconsejable armar las piezas rotas del tacón antes de aplicar el pegamento, para asegurarte de que encajan perfectamente.
  • Ponte los zapatos una vez transcurrido el tiempo indicado en la etiqueta del pegamento, si no tienes otro par.
  • No dejes espacios libres entre la nueva punta y el tacón viejo, dado que eso afectaría la integridad del zapato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles