Cómo reparar una vieja estufa de sala de estar

Escrito por m.h. dyer Google | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reparar una vieja estufa de sala de estar
Utiliza una estufa de sala de estar para calentar o cocinar. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Una estufa de sala de estar, también conocida como salamandra, es una estufa a leña de baja estatura y de forma redonda. La gran mayoría tiene, por lo menos, un siglo de antigüedad y eran utilizadas para calentar los hogares, escuelas, negocios e, incluso, estaciones de ferrocarriles. Debido a su apariencia bulbosa, este tipo de estufas son también conocidas como barrigones. Repararlas demanda mucho tiempo pero el resultado será una antigüedad elegante de la que estarás orgulloso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Plástico protector
  • Aspiradora
  • Aflojador líquido para tornillos
  • Tornillos de reemplazo (opcional)
  • Lana de acero fino
  • Lustra-metales
  • Cristales de reemplazo (si fuera necesario)
  • Trapos suaves
  • Detergente
  • Tijera de cocina
  • Limpiador para vidrios o limpiador para hornos
  • Papel de lija de grano fino
  • Taladro eléctrico con cepillo de alambre
  • Pintura en aerosol para acero inoxidable
  • Lana de acero gruesa
  • Trapo suave

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Inspecciona la estufa. Si tiene un poco de óxido, es fácil de resolver pero no intentes restaurar una con hoyos, rajaduras grandes o puntos débiles con un martillo o con el mango de un destornillador. Aunque quieras restaurar una estufa por su valor decorativo, nunca intentes quemar madera en una que esté dañada.

  2. 2

    Trabaja al aire libre si es posible. Si no puedes transportarla a la parte externa de tu casa, asegúrate de restaurarla en una habitación bien ventilada, especialmente cuando utilices pintura, pulidor y otros químicos. Protege tu superficie de trabajo con unas lonas o piezas plásticas.

  3. 3

    Quita los escombros y los residuos del interior de la estufa. Una aspiradora de taller te hará más fácil el trabajo.

  4. 4

    Quita el borde y toda la ornamentación, la cual a menudo es de latón, cobre o níquel. Compra un líquido comercial para aflojar los tornillos si es que están corroídos o muy oxidados. Los tornillos podrían romperse, pero puedes reemplazarlos con unos nuevos.

  5. 5

    Limpia el borde con una lana de acero fino y luego púlelo con lustrador de metales. Si estuviera muy corroído, puede que necesites llevarlo a un profesional para que lo renueve o repare.

  6. 6

    Quita las ventanas de la estufa. Límpialas con un trapo suave y con un poco de detergente. No utilices abrasivos ya que podría dañarlas. Si tienes algunas rotas, rajadas o, directamente, no las tienes, reemplázalas. Si éstas fueran de vidrio, lo más probable es que no puedas quitarlas. Limpia los vidrios con un limpiador para tal fin o con un limpiador para horno.

  7. 7

    Toma los pasos necesarios para quitar el óxido del cuerpo de la estufa. Si fuera ligero, quítalo con un papel de lija de grano fino. Si estuviera muy corroída, utiliza un taladro eléctrico con un cepillo de alambre. A menudo, las estufas antiguas que están muy dañadas por el paso del tiempo se pueden arreglar con un eyector de arena profesional y utilizando un abrasivo fino. Asegúrate de quitar todos las marcas de la corrosión, o de lo contrario el óxido continuará dispersándose después de que hayas reparado a tu estufa.

  8. 8

    Pinta el interior de la estufa utilizando pintura en aerosol para acero inoxidable, la que puedes encontrar en las tiendas de manualidades, tiendas de chimeneas o en ferreterías. Deja que la pintura se seque antes de proceder. Aplica una segunda capa si fuera necesario. Si lo es, deja que la pintura se seque muy bien entre cada capa.

  9. 9

    Dale una terminación al cuerpo de la estufa utilizando una pintura o un lustre determinado. Aplícalos según las recomendaciones en la lata. Si no pudieras quitar el borde, protégelo de la pintura con cinta. Permite que todo se seque, por lo menos, unas 24 horas y luego aplica una segunda capa.

  10. 10

    Dale brillo cuidadosamente con una lana de acero gruesa o con tu taladro eléctrico que tiene el aditamento del cepillo de alambre.

  11. 11

    Vuelve a colocar el borde y las ventanas. Limpia la estufa con un trapo suave.

Consejos y advertencias

  • La ictiocola es una sustancia gelatinosa que puede encontrarse en las tiendas de suministros para estufas y hogares. Es muy barata y fácil de cortar con una tijera de cocina.
  • Siempre utiliza guantes y una mascarilla cuando estés realizando una reparación en una vieja estufa.
  • No eyectes con arena este tipo de estufas si tiene un reborde de cerámica ya que lo puede quitar. Utiliza un taladro y un cepillo de alambre.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles