Cómo repellar con mortero

Escrito por john demerceau | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo repellar con mortero
El repellado con el mortero cubre las imperfecciones. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

El repellado protege al hormigón que ya tiene varios años o con grietas, o a un cimiento de hormigón ligero contra los elementos, y además crea un acabado atractivo que se parece al estuco. Para repellar una pared de concreto, tienes que aplicar mortero, de manera que cubra todas las imperfecciones, como las grietas y los espacios entre los bloques. Puedes utilizar una mezcla tipo N, que por lo general se consigue en las tiendas que se especializan en las herramientas de construcción y los proyectos para aficionados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • TSP (fosfato trisódico) o limpiador para hormigón
  • Un cepillo de cerdas duras
  • Una manguera
  • Una carretilla o mezcladora
  • Un azadón o una pala
  • Una pala de albañil

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Friega el hormigón para que se repelle con un cepillo de cerdas duras embebido de limpiador o de fosfato trisódico y agua según las instrucciones del paquete. Enjuaga la pared y tírale agua con una manguera.

  2. 2

    Vacía una bolsa de mortero dentro de una carretilla o una mezcladora. Utiliza una pala, un azadón o un rastrillo para crear una depresión en el medio de la mezcla.

  3. 3

    Vierte la cantidad de agua que se recomienda dentro del hueco y mézclala con el mortero con una azada, una pala de albañil o una pala común.

  4. 4

    Rocía apenas un poco de agua sobre la pared si ya no está más húmeda.

  5. 5

    Moja la pala con un rocío de agua o sumérgela en un balde o una cacerola con agua limpia. Aplica una capa pareja de mortero a la pared con la pala húmeda y comienza desde una esquina inferior y ve subiendo y trabajando con la suficiente presión como para la mezcla entre en la superficie porosa del hormigón. Moja la herramienta y alisa el mortero después de haber cubierto alrededor de 2 o 3 pies cuadrado (0,18 a 0,27 metros cuadrados).

  6. 6

    Repite el Paso 5 hasta que hayas cubierto toda la pared. Aplica una segunda capa un poco más delgada sobre la primera si lo deseas.

  7. 7

    Limpia tus herramientas con la manguera puesta a presión alta antes de que el mortero comience a secarse. Si lo llega a hacer, utiliza algo filoso, como otra pala, para despegar la mezcla del equipo que utilizaste para trabajar.

Consejos y advertencias

  • Utiliza sólo mortero tipo N que consigas de un distribuidor o fabricante de confianza. Los otros tipos se astillan con facilidad o la pared porosa de hormigón no los absorbe.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles