Cómo repintar un remolque utilitario oxidado

Escrito por carlye jones | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Que el remolque utilitario esté oxidado no significa que ya no sirva. De hecho, repintarlo cada algunos años extenderá su vida útil. La clave para un pintado exitoso es retirar la mayor cantidad de óxido posible antes de aplicar la pintura. Puede que también quieras sellar la zona oxidada con algún sellador comercial antes de pintar para que esa zona no vuelva a oxidarse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cepillo de alambre
  • Lana de acero
  • Una manguera con atomizador
  • Trapos limpios
  • Un jabón para autos
  • Cinta de pintor
  • Diarios viejos
  • Una lona para cubrir el piso de salpicaduras
  • Un sellador de óxido (opcional)
  • Pintura para autos o en aerosol apta para ser utilizada sobre metal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utilizando el cepillo de alambre, retira todo el óxido que puedas. Mientras más grandes sean las escamas de óxido que retires, más rápido y fácil será retirar lo que quede con la lana de acero. Por lo general, es más fácil cepillar que refregar.

  2. 2

    Utilizando la lana de acero, refriega para retirar el remanente de óxido. Retira todo lo que puedas; sin embargo, si quedan pequeños puntos oxidados sin escamas, puedes cubrirlos con un sellador de óxido. De todos modos, ten en cuenta que mientras más óxido puedas retirar, en mejor forma quedará tu remolque y pasará más tiempo hasta que debas pintar otra vez.

  3. 3

    Lava el remolque utilizando jabón para autos mezclado con agua; aplícalo con un atomizador. Asegúrate de haber retirado el polvillo que se creó cuando refregaste el óxido; también verifica que no quede tierra, grasa ni otros restos.

  4. 4

    Seca el remolque con un trapo suave y limpio; dejalo reposar por algunas horas para que se seque por completo antes de comenzar a pintar.

  5. 5

    Con cinta de pintor y diarios viejos, cubre todas las áreas que no quieres pintar.

  6. 6

    Coloca una lona o capa plástica sobre el suelo alrededor del remolque si no quieres salpicar con pintura el piso o la calle.

  7. 7

    Rocía con sellador las zonas que aún contengan óxido. Este paso es opcional si has podido retirar la mayor parte oxidada y no quieres que atraviese la pintura.

  8. 8

    Espera que el sellador seque por completo; esto puede demorar al menos dos horas.

  9. 9

    Aplica una capa fina de pintura, asegurándote de cubrir todas las esquinas y bordes que deseas pintar. Puede que no obtengas una cobertura total con la primera capa, pero es algo normal; lo lograrás con la segunda capa.

  10. 10

    Espera que la pintura seque por completo. Para eso, espera de dos a cuatro horas. La pintura debe estar bien seca y no pegajosa al tacto.

  11. 11

    Aplica una segunda capa fina de pintura, igual que como aplicaste la primera. Asegúrate una vez más de cubrir todas las esquinas y bordes.

  12. 12

    Espera que la pintura seque completamente; esto tomará otras dos a cuatro horas.

  13. 13

    Retira la cinta de pintor. Ahora tu remolque está listo para usarse.

Consejos y advertencias

  • Si tienes una pulidora de mano o una gamusa con un cepillo de alambre, puedes utilizarla para retirar el óxido.
  • No pintes en un día ventoso, ya que la pintura no sólo caerá sobre lugares no deseados sino que también el polvo, la tierra y demás pueden quedar pegados en las zonas recién pintadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles