Cómo hacer que la resina parezca una cerámica brillante

Escrito por nicole whitney | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que la resina parezca una cerámica brillante
La resina se puede pintar para simular eficazmente la cerámica. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

La resina es un material versátil que se utiliza como un medio de pegamento o de fundición. Si deseas reparar una escultura existente o crear un ambiente completamente nuevo, puedes hacer tu proyecto en resina. La liquidez de la resina la hace perfecta para la fundición en moldes de nuevas habitaciones, suites y como adhesivo para la reparación de piezas rotas. Puedes incluso simular cerámicas brillantes con ella. Puede colorearse mientras se está mezclando o pintarse mientras se cura y luego se pule para dar brillo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura o pigmento
  • Resina
  • Recipiente de mezclado
  • Palos de mezcla
  • Resina endurecedora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Paso 1

  1. 1

    Selecciona un pigmento para la resina. La resina de poliéster responde mejor a los pigmentos que se han diseñado para su uso con resinas. Elige un pigmento opaco para tu cerámica falsa que no sea transparente. Para resina epoxi, puedes utilizar algunas pinturas para disminuir el gasto de los pigmentos. La pintura acrílica crea una pieza opaca que se asemeja a una cerámica brillante y la mayoría de las pinturas proveen elementos translúcidos. Elige un color blanco, como la pintura de oro blanco o blanco titanio para crear una apariencia de cerámica normal, especialmente si en un futuro quieres pintar sobre la zona.

  2. 2

    Coloca la resina en un recipiente de mezcla. Utiliza cuencos o vasos de plástico que no te importe tirar, ya que la resina arruina todo lo que uses y a menudo es más fácil y rentable tirarlos a la basura que limpiarlos.

  3. 3

    Agrega pigmento a la resina y remueve. Sumerge el extremo de la varilla de mezcla (que como el plato, debería ser desechable) en la jarra si el pigmento viene en un frasco. Si se trata de una botella, aprieta un poco hacia fuera o usa un gotero especialmente para la pintura o la tinta líquida. La clave es añadir un poco de color a la resina a la vez, hasta obtener el color que desees. El uso excesivo de pigmento puede interferir con el tiempo de curado de la resina o impedir que se complete el endurecimiento. Sólo agrega suficiente pigmento para conseguir el color que desees.

  4. 4

    Añade el endurecedor a la resina de color. Usa la cantidad especificada por el fabricante, el pigmento no debe afectar la curación. El endurecedor es el catalizador para empezar a curar la resina. Mezclar el color antes de añadir el endurecedor te da tiempo ilimitado para jugar con pinturas. Si vas a añadir el endurecedor antes del color, tendrías muy poco tiempo hasta que la cantidad de resina se vuelva demasiado gruesa como para trabajarla.

  5. 5

    Agrega la mezcla de resina a tu trabajo. Vierte en un molde para crear una nueva escultura u otro elemento. Aplícala en las rajaduras de obras existentes para rellenarlas y deja que la resina cure durante la noche. Cuando se haya curado por completo, estará dura y lisa al tacto con una superficie brillante. Puedes lijar hacia abajo si se produce un bache en la reparación. Puedes pintar para ocultar las superficies reparadas o agregar color a una escultura de cerámica falsa. Protege las superficies pintadas con una capa de barniz de poliuretano transparente fina o resina.

Consejos y advertencias

  • Siempre usa un respirador cuando trabajes con resina líquida ya que desprende vapores que pueden ser perjudiciales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles