Cómo resolver el adormecimiento en la ciática

Escrito por rick suttle Google | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo resolver el adormecimiento en la ciática
El dolor de la ciática puede descender a las nalgas y piernas, y ocasionar pérdida de la sensación o adormecimiento. (Tom Le Goff/Photodisc/Getty Images)

La ciática es, por lo general, un síntoma de una hernia dolorosa o un disco salido de la parte baja de la espalda. De acuerdo a Clinicamayo.com, el dolor de la ciática puede descender a las nalgas y piernas, y ocasionar pérdida de la sensación o adormecimiento en partes del cuerpo como los pies y dedos de los pies. La mejor forma de resolver o de deshacerte del adormecimiento de la ciática es utilizar una combinación de descanso, inmovilización, hielo, calor, medicamentos y ejercicios.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un soporte para la espalda
  • Una bolsa de hielo
  • Una almohadilla caliente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Aliviar el adormecimiento de la ciática

  1. 1

    Detén todo el ejercicio y actividad física de inmediato y descansa por algunos días. Durante este tiempo, utiliza un soporte para la espalda cuando necesites moverte y trabajar.

  2. 2

    Toma dos píldoras de ibuprofeno o naproxeno cada cuatro o seis horas hasta que el adormecimiento se haya ido.

  3. 3

    Coloca una toalla grande sobre el piso o el sofá y coloca una bolsa de hielo sobre ella. Acuéstate para que el hielo quede comprimido contra la fuente del dolor. Permanece de 15 a 20 minutos. Repítelo cada tres o cuatro horas. Continúa el tratamiento con hielo hasta que la inflamación de la espalda y el dolor hayan cedido.

  4. 4

    Una vez que la inflamación inicial esté bajo control, utiliza una almohadilla caliente durante 15 a 20 minutos varias veces por día. Continúa con esta terapia de dolor hasta que el adormecimiento y el dolor hayan desaparecido.

  5. 5

    Recuéstate sobre tu espalda con ambos pies sobre el piso y con tus rodillas hacia arriba. Presiona suavemente tu parte baja de la espalda contra el piso. Hazlo durante dos o cinco segundos, luego relájate. Haz 10 repeticiones. Mientras aún te encuentras en el suelo, toma las dos rodillas y llévalas hacia tu pecho. Mantén esa posición por dos o cinco segundos, luego relájate. Hazlo 10 veces. Sostente sobre ambas manos y rodillas sobre una alfombra. Lentamente, levanta tu rodilla derecha de la alfombra y extiéndela hacia atrás tan lejos como puedas, extendiéndola por completo. Mantén esa posición por un par de segundos, luego lleva tu pierna a la posición inicial. Realiza el mismo movimiento con tu pierna izquierda. Haz 10 repeticiones con cada pierna.

Consejos y advertencias

  • Es mejor colocar hielo en tu espalda dentro de los dos primeros días. El hielo limitará el flujo sanguíneo hacia tu espalda (vasoconstricción), lo que hace bajar la inflamación, el dolor y el adormecimiento. Luego de controlar la inflamación inicial y los síntomas, el calor promoverá el flujo sanguíneo hacia la parte baja de la espalda. La sangre lleva nutrientes importantes, así como oxígeno, a los tejidos blandos en la parte inferior de la espalda, que se utilizan para sanar. Los ejercicios de estiramiento y de construcción de fuerza, como el primero en el Paso 5, también aumentarán el flujo sanguíneo. Los ejercicios de estiramiento le darán flexibilidad a tu espalda y relajarán el nervio ciático. Los ejercicios de fuerza pueden agregar estabilidad a la columna vertebral y eliminan la presión del disco lastimado que está causando la neuralgia y el adormecimiento. Para más ejercicios, ver la lista de Referencias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles