Cómo resolver un conflicto sin violencia

Escrito por alex williams | Traducido por maria gloria garcia menendez
Cómo resolver un conflicto sin violencia
Las ganas de luchar pueden comenzar de jóvenes y continuar a lo largo de la vida de alguien. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La interacción humana a veces puede ser difícil si la persona con la que estás interactuando está en desacuerdo contigo o se opone apasionadamente a algo que apoyas de manera apasionada. Lamentablemente, hay personas que creen que la única forma de resolver un conflicto es siendo violento. Pero si te encuentras en un desacuerdo fuerte con alguien que es propenso a la lucha física, puedes evitar la violencia convenciendo a la otra persona de que hay otras maneras de resolverlo.

Instrucciones

  1. 1

    Piensa en la otra persona. Es posible que incluso no considere que la situación sea importante en absoluto, pero podría haber algo en su vida que le ha frustrado hasta el punto donde se está descargando contigo para pelear con alguien.

  2. 2

    Mantén la calma. No lances insultos a la otra persona, de hecho, evita cualquier lenguaje vulgar. No querrás irritar a alguien con una historia de violencia a que te golpee. Asimismo, no reacciones exageradamente a ningún insulto que te lance. Esa es la manera que tiene la otra persona de querer que pelees, ya que parece creer que luchar es la mejor forma de resolver un conflicto.

  3. 3

    Ten en cuenta que tanto tú como la otra persona son dos personas con vidas, sentimientos y personas que se preocupan por ellos. Piensa en las consecuencias que una pelea tendría tanto para ustedes como para las personas que se preocupan por ustedes.

  4. 4

    Evalúa la situación constantemente. Pregúntate lo que sientes y si puedes o no obtener o mantener el control de la situación. Pregúntate si es posible calmar a esta persona para que el problema pueda discutirse racionalmente.

  5. 5

    Habla con la persona con tanto respeto como sea posible. Trata de llegar al punto donde puedan hablar racionalmente. Realmente escucha lo que tiene que decir y responde adecuadamente. Intentar arreglar la situación a través de la discusión.

  6. 6

    Márchate si parece que no puedes calmar a la persona o llegar a un acuerdo. No importa el resultado, es mejor no ser violento. Si se trata de una persona cercana a ti y hay un tema importante que debe resolverse, deberás volver a él cuando las cosas se calmen.