Respiración profunda y ritmo cardíaco

Escrito por erik andrews | Traducido por mar bradshaw
Respiración profunda y ritmo cardíaco

Respirar profundamente disminuye tu ritmo cardíaco en momentos de estrés.

thorax x-ray of the lungs image by JoLin from Fotolia.com

Tu ritmo respiratorio está directamente relacionado con tu ritmo cardíaco. Como resultado de este enlace, puedes modular tu ritmo cardíaco controlando tu respiración. Por otro lado, en situaciones en las cuales pierdes el control de tu ritmo respiratorio, esto también puede tener efectos inesperados sobre tu ritmo cardíaco. En general, la respiración profunda y controlada, disminuye tu ritmo cardíaco, mientras que la respiración rápida y poco profunda lo aumenta. Respirar profundamente para bajar el ritmo cardíaco es una técnica usada en muchos programas de relajación y manejo del estrés.

Otras personas están leyendo

Importancia

Tu ritmo cardíaco responde a los impulsos del sistema nervioso central y del sistema nervioso autónomo. En general, el sistema nervioso autónomo controla los procesos fisiológicos esenciales de forma que no lo notas conscientemente, como la regulación del ritmo cardíaco. En momentos de mayor o menor estrés, tu sistema nervioso autónomo aumenta o disminuye el ritmo cardíaco, respectivamente. La respiración profunda es una manera de modificar el efecto de tu sistema nervioso autónomo sobre tu ritmo cardíaco.

Consideraciones

La respiración profunda estimula tu nervio vago, una fibra nerviosa autónoma que corre desde tu cerebro hasta tu corazón y regula tu ritmo cardíaco. El estímulo del nervio vago disminuye el ritmo del corazón, y por lo tanto la respiración profunda también lo hace. Un adulto normal tiene un ritmo cardíaco en reposo de 70 a 100 latidos por minuto, pero en momentos de estrés, tu pulso puede aproximarse al ritmo cardíaco máximo. Este es de 220 menos tu edad. La respiración profunda puede ayudar a sacarte de este ritmo cardíaco acelerado.

Marco temporal

Percibirás la disminución del ritmo cardíaco por respirar profundamente casi apenas comiences con el proceso de respiración. Recuéstate sobre una superficie plana, preferiblemente alejado de cualquier situación que haya elevado tu ritmo cardíaco originalmente. Respira profundamente, manteniendo una mano sobre tu estómago. Cuando respiras profundamente, busca elevar tu estómago durante la inhalación en un proceso a veces conocido como respiración inversa. Mantén el aliento por un segundo antes de liberarlo lentamente. Puedes continuar por el tiempo que desees, pero sentirás que tu pulso decrece en los primeros minutos.

Características

La respiración profunda es un buen método para practicar regularmente, ya sea que tu ritmo cardíaco haya aumentado súbitamente o no. Esto te ayudará a cambiar el aire en todos los sectores de tus pulmones, y mantendrá tu ritmo cardíaco en un nivel calmo. Sin embargo, la respiración profunda también se practica como una medida de emergencia en pacientes que sufren ataques de ansiedad o de pánico. En momentos de ansiedad súbita, los médicos pueden recomendar a estos pacientes la utilización de la respiración profunda para disminuir el estrés cardiovascular general del ataque de pánico.

Advertencia

Solamente debes usar esta práctica de manera responsable. La respiración profunda y rápida o mantener tu aliento por demasiado tiempo pueden tener efectos nocivos sobre tu sistema cardiovascular. Si sufres de estrés grave, crisis de ansiedad o ataques de pánico, deberías consultar con tu médico antes de instalar la respiración profunda en tu régimen de tratamiento.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media