Respiración rápida en los gatos

Escrito por jen marx | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Respiración rápida en los gatos

    Normalmente, un gato respira suave y uniformemente sin dificultad. La respiración rápida es signo de un problema que puede ser simple o serio. Un veterinario debe diagnosticar y tratar correctamente la condición.

    Controlar la respiración de un gato es crucial. (cat image by JASON WINTER from Fotolia.com)

  • 1 / 5

    Implicancias preliminares

    De acuerdo con A. David Scheele, un veterinario de Midland, Texas, "la respiración rápida generalmente implica una de dos cosas: que tu mascota está sufriendo dolor o que no está obteniendo suficiente oxígeno". Buscar lesiones o problemas que puedan estar causando dolor en el animal es el primer paso. Examina los ojos y palpa suavemente el abdomen para ver si el animal responde de forma adversa. Mueve las patas del gato en forma circular para ver si siente dolor.

    Buscar causas posibles de dolor es el primer paso. (cat image by Zbigniew Nowak from Fotolia.com)

  • 2 / 5

    Causas frecuentes

    Si el dolor no es el problema, el gato puede estar sufriendo otro malestar. Los gatos con falla cardíaca congestiva tienen dificultad para tomar oxígeno y a menudo no se echan ya que, según explica el veterinario Ralph Barrett, "sentarse derechos los ayuda a respirar un poco mejor, al igual que las personas con problemas respiratorios usan almohadas para mantenerse elevados". Las infecciones respiratorias y el asma también causan dificultades respiratorias en los gatos. Las encías de color azul o gris son un signo de falta de oxígeno.

    La falta de oxígeno causa respiración rápida. (oxygen cylinder image by JASON WINTER from Fotolia.com)

  • 3 / 5

    Otras causas

    Aparte de las principales causas, existen varias otras posibilidades, por lo cual un gato que está respirando agitadamente debe ser llevado a un veterinario. Otros disparadores incluyen fiebre, estrés, conmoción, anemia, deshidratación, enfermedades pulmonares, acumulación de toxinas, diabetes y falla renal, aunque no son los únicos. Determinar la causa precisa es difícil y a menudo se requiere la realización de radiografías y otras pruebas.

    Solamente un veterinario puede determinar correctamente la causa. (persian image by Allyson Ricketts from Fotolia.com)

  • 4 / 5

    Signos de gravedad

    La respiración rápida acompañada de cualquiera de los siguientes signos es causa de alarma mayor y debe buscarse ayuda para el animal de inmediato. Los signos a tener en cuenta incluyen síntomas en relación con la fiebre y las encías, jadeos pesados, cambios en la voz, sibilancias, estornudos, tos, náuseas, ronquidos, jadeos nocturnos, pesadez de estómago, nariz seca, sangrante o con costras y descarga de fluidos por la nariz o por la boca.

    Los gatos experimentan síntomas similares a los del resfrío. (House Cat image by phizics from Fotolia.com)

  • 5 / 5

    Soluciones

    Debido a que la respiración rápida puede ser signo de un problema serio, el gato debe ser llevado de inmediato a un veterinario. Este realizará un examen completo consistente en pruebas como análisis de orina, recuento de células sanguíneas, radiografías de tórax y perfiles bioquímicos. La terapia con oxígeno y con fluidos y ciertos medicamentos son útiles para tratar la condición. Algunos remedios naturales, como los tratamientos con hierbas, también son efectivos. Si embargo, un veterinario debe ser consultado antes de administrar cualquier medicación o terapia.

    La respiración rápida puede tratarse con drogas de prescripción médica. (medication image by egirldesign from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles