Cómo responden las personas a los incentivos en economía

Escrito por tasos vossos | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo responden las personas a los incentivos en economía
Los altos precios hacen que los consumidores recurran a productos menos costosos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los incentivos en economía son factores que pueden alterar el comportamiento de compra de los consumidores. Pueden ser las decisiones de los gobiernos o de las empresas, como la desgravación fiscal en la compra de autos híbridos o los cambios dictados por la "mano invisible" del mercado como un aumento en el precio del petróleo. El profesor Steven E. Landsburg incluso sugirió en su libro "The Armchair Economist" que "la mayor parte de la economía puede resumirse en seis palabras: las personas responden a los incentivos. El resto es comentario".

Otras personas están leyendo

Cambiar a productos de menor calidad

Cuando el precio de un bien aumenta bruscamente, las personas que necesitan la misma cantidad de producto (alimentos, ropa), pero pueden conformarse con una menor calidad, recurren a productos inferiores. En la teoría económica, los productos de inferior calidad son aquellos cuya demanda aumenta cuando disminuye el poder adquisitivo de los consumidores. Por ejemplo, cuando el precio de un caramelo bien conocido aumenta, los consumidores recurren a productos inferiores y más baratos para cubrir sus necesidades.

Cambio de hábitos

Para los bienes inelásticos (productos en los que la demanda sigue siendo más o menos lo mismo a pesar de las fluctuaciones en el precio), como el petróleo y la electricidad, los consumidores cambian sus hábitos para responder a un aumento o caída de los precios. Cuando por ejemplo los precios de la gasolina suben, la gente tratará de usar su coche con menos frecuencia, conducir más despacio o hacer varias tareas en una excursión. Del mismo modo, la caída de los precios de la electricidad permiten a las personas mantener las luces de las casas y los aparatos eléctricos (televisión, computadoras) prendidos durante más horas.

Incentivos directos

Los gobiernos y las empresas pueden ofrecer incentivos para que los consumidores gasten más en ciertos productos y servicios. Estos incentivos incluyen la desgravación fiscal para una serie de productos ecológicos como los coches híbridos (por ejemplo, los coches híbridos no tienen que pagar tasa por congestión en el centro de Londres) o cupones de descuento ofrecidos por las empresas. Los consumidores responden a los incentivos de este tipo con el fin de evitar costos adicionales en el corto o largo plazo.

Tasas de interés

Las tasas de interés actúan como un incentivo para que las empresas inviertan y los consumidores pidan prestado dinero para gastar. Cuando los bancos tienen tasas de interés bajas, es más fácil para los consumidores pedir prestado dinero, gastar en productos (automóviles, casas, electrodomésticos) o servicios (vacaciones costosas, por ejemplo) y devolver más o menos la misma cantidad después. Del mismo modo, las tasas de interés altas pueden hacer que los consumidores moderen sus gastos, tratando de arreglárselas con los recursos disponibles.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles