Cómo responder a lo que menos te agrada en un trabajo

Escrito por iam jaebi | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo responder a lo que menos te agrada en un trabajo
Prepárate para responder preguntas difíciles con conciencia y dignidad. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Las cosas pueden ir bien durante una entrevista laboral hasta que te preguntan sorpresivamente, "¿qué fue lo que menos te gustó de tu último trabajo?" Muchas cosas te pueden llegar a la mente para responder pero muchas podrán ser no muy buenas de compartir durante la entrevista. Esta pregunta está diseñada para descartar a candidatos que puedan ser una buena elección porque su respuesta puede hacer dudar de que eres capaz de ser un buen empleado. Piensa con cuidado y evita respuestas que refuercen tu valía.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mantente positivo. Tus prospectos de obtener un nuevo trabajo con un empleador potencial se incrementarán cuando evidencies permanecer positivo y animado aún cuando todo no vaya a tu favor.

  2. 2

    Evita argumentos personales o ataques contra tus colegas. Esto dará a tu empleador potencial la impresión que de hablarás negativamente sobre él cuando estés cerca. Esto no hará que consigas el trabajo.

  3. 3

    No asumas una faceta desagradable sobre el trabajo que estás dejando para que no sea notoria en el trabajo que estás solicitando. Por ejemplo, "tuve demasiados jefes" puede ser una argumento verdadero sobre tu experiencia, pero es posible que también vayas a reportar a varias personas en tu nuevo trabajo. No tienes manera de saberlo, pero los entrevistadores si lo saben. Para él esta puede ser una indicación de que no eres la persona adecuada para el puesto.

  4. 4

    Aporta una respuesta directa si el entrevistador lo exige. Habla explícitamente sobre la tarea que te desagradó en lugar de sobre la cultura de la compañía o las personas de la organización y utiliza tu respuesta como un trampolín para hablar sobre tus fortalezas. Por ejemplo, "había momentos en que los reporte excesivos me evitaban interactuar con los participantes del programa". Con este argumento, puedes informar que mientras se esperaba que realizaras reportes, la naturaleza excesiva ocasional te evitaba realizar aspectos más agradables de tu trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles