¿Qué responsabilidad tiene el banco cuando hay robo de identidad?

Escrito por lillian teague | Traducido por valeria b. rivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué responsabilidad tiene el banco cuando hay robo de identidad?
Los bancos suelen establecer límites en el retiro de dinero en cajeros automáticos con el fin de limitar los daños en caso de robo de identidad. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

En 2010, Javelin Strategy and Research reportó un aumento continuo en los casos de robo de identidad en los Estados Unidos. El robo de identidad se produce cuando una persona utiliza la identificación de otra para cometer fraude. En el banco, esto implica el uso no autorizado de una cuenta para recibir los bienes o dinero. Cuando se enfrenta una situación de estas características, el conocimiento profundo de la responsabilidad bancaria protege a los consumidores y les permite proteger sus intereses. Esta responsabilidad depende del tipo específico de robo de identidad de los involucrados.

Otras personas están leyendo

Fraude con cheques

El robo de identidad a través del fraude con cheques se da en cuatro formas principales: la falsificación de firma, la falsificación del cheque, la alteración y el "check kiting". La falsificación de firma se produce cuando se escribe un cheque sin la autorización del titular de la cuenta a través de cheques robados. La falsificación de un cheque implica su fabricación a través de software de ordenador o fotocopia en color. Las alteraciones ocurren cuando la información de un cheque --como, por ejemplo, la cantidad-- está modificada o cambiada. El robo a través de "check kiting" se hace mediante giros de cheques sin fondos del banco A al B para cubrir la insuficiencia, aprovechando el crédito condicional de B para cubrir a A, dejando al titular responsable de todos los cargos.

El artículo 4 del Código Uniforme de Comercio (UCC, Uniform Commercial Code) regula la responsabilidad del banco en los casos de fraude con cheques . De acuerdo con el Centro Nacional de Fraudes con Cheques (National Check Fraud Center), la UCC requiere que los bancos envíen regularmente resúmenes de las cuentas bancarias para que el consumidor pueda identificar todos los artículos pagados desde la misma. El cliente debe examinar adecuadamente cada ítem con el fin de descubrir los retiros no autorizados en el momento oportuno. Si bien el estándar de la industria les ofrece a los consumidores 30 días desde la fecha de declaración para denunciar un fraude con cheques, la UCC en realidad permite el "tiempo razonable", que lo que determina cada banco. Cada banco individualmente tendrá su marco de tiempo específico para la presentación de informes de fraude con cheques en el contrato de cuenta con el cliente. Después de que el período de tiempo ha expirado, el banco no está obligado a reembolsar el dinero o a investigar la denuncia de fraude .

Crédito, límite en cajeros automáticos y robo de tarjetas de débito

El robo de identidad a través del uso no autorizado de tarjetas de crédito, cajeros automáticos y tarjetas de débito es un crimen de conveniencia dentro del mundo del robo de identidad. Ya sea que una tarjeta es robada o, físicamente, se copia y se utiliza la información, toda la cuenta bancaria del cliente está en riesgo. Las leyes de Facturación de Crédito Justo (Fair Credit Billing Act) y la de Transferencia Electrónica de Fondos (Electronic Fund Transfer Act) establecen las responsabilidades, tanto del cliente como del banco.

La clave para limitar la pérdida de los clientes depende completamente de descubrir y denunciar el robo con la máxima brevedad posible. Cuanto más tiempo se tarde en denunciar el robo, menor responsabilidad enfrentará el banco. Si se informa de la pérdida de la tarjeta de crédito antes de que se realicen cargos no autorizados, el cliente sólo será responsable hasta US$ 50, y el banco pagará los cargos restantes. Si se utiliza el número de tarjeta de crédito, pero no la propia tarjeta, el banco es responsable por el 100 por ciento de los cargos fraudulentos.

La responsabilidad del banco en relación con el robo en cajeros automáticos y tarjetas de débito depende enteramente de qué tan pronto se reporte el robo. Si este es denunciado antes del retiro de fondos, el banco es totalmente responsable de los cargos fraudulentos. Si un informe de fraude al cliente se envía al banco dentro de dos días después de la pérdida de fondos de una cuenta, el cliente es responsable por no más de US$ 50, y el banco es responsable por la cantidad restante. Si se reporta el robo en un plazo de hasta 60 días, el consumidor es responsable de hasta US$ 500, y el banco es responsable por la cantidad restante. Si pasan más de sesenta días desde la fecha en que la cuenta muestra la transacción fraudulenta, el banco no se hace responsable de los fondos malversados.

Transferencias de cuentas

Las transferencias de cuentas que mueven el dinero de una cuenta a otra a menudo son descubiertas por los clientes a través de sus estados de cuenta bancarios regulares. Los bancos están obligados a mostrar la cantidad de cada transferencia, la fecha en que fue debitada de su cuenta y el tipo de cuentas que participan en la transferencia. El cliente deberá informar de una transferencia fraudulenta dentro de los 60 días siguientes a la fecha de la misma. Después de 60 días, el banco no tiene ninguna responsabilidad ni obligación de investigar el robo de fondos. Tras la notificación, el banco cuenta con 10 días hábiles para investigar el robo, tres días para informar los hallazgos de investigación y un día para corregir errores determinados. Sin embargo, ciertas situaciones permiten al banco tomar hasta 45 días para investigar el robo de fondos de una cuenta, pero este debe devolver el importe íntegro de la operación a la cuenta hasta que se complete la investigación.

Responsabilidad civil

Los bancos se enfrentan a una creciente presión legal para proteger a los clientes o enfrentar responsabilidad civil en casos de robo de identidad. El fundamento de la responsabilidad de un banco en calidad de tercero se basa en la negligencia por parte de la entidad bancaria. El banco tiene la obligación de proteger al cliente. Si el banco actúa de una manera que permite o ayuda a que se produzcan robos de identidad, el banco ha incumplido su contrato con el cliente y puede ser responsable por orden judicial de las pérdidas sufridas.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles