La responsabilidad como madrina

Escrito por simon foden Google | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La responsabilidad como madrina
Debes asistir a la ceremonia para ser una madrina. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Es un gran honor que te inviten a actuar como una madrina. Alguien te ha escogido para desempeñar un papel importante en la vida de su hijo. Tradicionalmente las responsabilidades de una madrina las presentaba formalmente la iglesia. Diferentes denominaciones del cristianismo tenían requisitos ligeramente diferentes, pero las responsabilidades típicamente incluyen guiar al niño en materia de fe y estar preparada para actuar como un padre en caso de que mueran los padres biológicos.

Otras personas están leyendo

En la ceremonia

Independientemente de qué denominación del cristianismo tenga tu ahijado, se te pedirá hacer ciertas declaraciones en su nombre. En un bautismo católico se te pedirá que declares que "acudes a Cristo", "te arrepientes de tus pecados" y "renuncias a la maldad," como las notas de la página web de Christening Silver. En el bautizo de un protestante, se hacen declaraciones similares pero además declaras que "acudes a Cristo" y "te entregas a Cristo." Típicamente, se te pedirá que sostengas al bebé y poses para las fotografías después de la ceremonia.

Después de la ceremonia

Tus responsabilidades formales como madrina incluyen actuar como un mentor espiritual para tu ahijado y un ejemplo en la manera de la vida cristiana. Si oras, debes orar por tu ahijado y pedir sabiduría para actuar como una madrina buena y cariñosa. Si los padres están ausentes o enfermos, ofrécete para llevar al niño a la iglesia. Informalmente, tu papel como madrina es comparable a la de un amigo o patrocinador espiritual. Es probable que te inviten a las celebraciones religiosas que involucren al niño como cumpleaños y otras ocasiones.

Como guía moral

Tu ahijado podría hacerte preguntas sobre la vida y la espiritualidad. Nunca puedes tener todas las respuestas, pero tu papel como madrina requiere que trates seriamente cualquier inquietud que tenga tu ahijado y alentarlo a seguir la fe cristiana (ver referencias tres). Por ejemplo, si está cuestionando su fe, debes explicarle por qué la fe es importante para ti. Da ejemplos de cómo tu fe te ha ayudado. No fuerces al niño a adoptar tus creencias, sino muestra que has encontrado fuerza y alegría en el cristianismo y que él también puede. Puede ser que tu ahijado haya optado por no seguir la fe cristiana. Esto no te exime de tus responsabilidades. Aunque no sería apropiado intentar forzar el cristianismo en un niño que lo ha rechazado, ciertamente puedes ofrecerle apoyo y un oído comprensivo cuando tome esas decisiones.

En tiempos de necesidad

En tiempos de necesidad emocional y espiritual es tu responsabilidad ofrecer apoyo y orientación al niño. Por ejemplo, si está teniendo problemas en la escuela o está desobedeciendo a sus padres, podrías sentarte con tu ahijado y tener una charla seria sobre lo que significa ser un buen cristiano. En caso de que los padres de tu ahijado mueran, no debes asumir automáticamente la tutela del niño. Esto sucede sólo si los padres han especificado en su testamento que desean que seas el tutor legal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles