Como restaurar archivadores metalicos

Escrito por kimberly johnson | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Como restaurar archivadores metalicos
El uso de pintura puede restaurar tu archivador metálico. (red office #2 image by Val Thoermer from Fotolia.com)

Los archivadores son muy funcionales en las oficinas y usualmente se abusa de ellos. Con el paso del tiempo, el constante golpe al cerrar los cajones y el contacto con los archivos metálicos de su interior pueden causar que el acabado de tu archivador se raye y quede feo. A pesar de poder comprar archivadores en cualquier tienda de suministros de oficina, puedes restaurar tu viejo archivador a un bajo costo. Además, al restaurarlo tú mismo te permite personalizar el mueble acorde a la decoración de tu casa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lona plástica
  • Papel de lija 150-200 de grosor
  • Balde o cubeta
  • Agua
  • Jabón líquido para vajilla
  • Esponja
  • Manguera de jardín
  • Destornillador
  • Cinta de pintor
  • Anti-óxido para metales
  • Bandeja de pintura
  • Rodillo
  • Pintura en aerosol para metales

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita todos los archivos, papeles y objetos del interior del archivador. Pide ayuda a una persona para transportar tu archivador hacia un espacio al aire libre.

  2. 2

    Extiende la lona plástica en el suelo y coloca el archivador sobre la lona. Quita cada cajón del archivador tirando hacia atrás y luego levántalo para poder sacarlo de su pista interna. Coloca cada cajón sobre la lona plástica a los lados del archivador.

  3. 3

    Examina la superficie del archivador en busca de rayones profundos, pintura escamada o áreas oxidadas. Lija estas áreas con el papel de lija de 120 a 150 de grosor hasta que el óxido o la pintura escamada se retiren completamente. La superficie debe sentirse lisa al tacto al pasar tu mano sobre ella.

  4. 4

    Llena el balde con 1 galón (3,78 litros) de agua y 2 a 3 cucharadas soperas de jabón líquido para vajilla. Introduce la esponja en el balde y utilízala para limpiar todo el exterior e interior del archivador y los cajones. Enjuaga el archivador y los cajones con la manguera para quitar todo el residuo de jabón y déjalo secar completamente antes de continuar.

  5. 5

    Quita las manijas y todo tipo de adorno metálico que no desee ser pintado con ayuda del destornillador. En caso de no poder removerlas fácilmente, por ejemplo en el caso de manijas ahuecadas, cúbrelas completamente con cinta de pintor.

  6. 6

    Abre una lata de anti-óxido para metales y viértela sobre la bandeja de pintura. Aplica el anti-óxido con un rodillo sobre toda la superficie del archivador y los cajones. Deja secar el anti-óxido por unas dos o tres horas.

  7. 7

    Agita la lata de pintura en aerosol para metales para mezclar bien el color. Rocía el archivador a una distancia de 12 pulgadas (30 centímetros) para lograr una fina capa de pintura. Mantén tu mano en constante movimiento y realiza movimientos de lado a lado. No hay problema si quedan vetas de pintura en esta primera capa.

  8. 8

    Rocía los cajones de la misma manera en que has hecho con el archivador.

  9. 9

    Espera aproximadamente de 20 a 30 minutos y aplica una segunda capa de pintura tanto al archivador como a los cajones.

  10. 10

    Deja secar la pintura toda la noche y luego coloca las manijas y objetos que has sacado con ayuda de un destornillador. Vuelve a colocar los cajones, remueve la cinta de pintor y mueve el archivador hacia el sitio donde quieras colocarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles