Cómo restaurar cochecitos para bebé

Escrito por erin schreiner Google | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo restaurar cochecitos para bebé
Restauración de cochecito de bebé (kinderwagen image by Ewe Degiampietro from Fotolia.com)

Los cochecitos estándar de la actualidad lucen marcadamente diferentes que los del pasado. Los elementos originales de madera y metal han sido reemplazados por partes de plástico más baratas y duraderas, y la tela limpia y fresca que tradicionalmente los definía, ha tomado un lugar secundario respecto a los estampados y colores contemporáneos. Los cochecitos de bebé antiguos son algo bello, pero muchas de estas antigüedades han sido usadas y abusadas, lo que las deja muy lejos de su estado pulido original. Puedes fácilmente darle un nuevo acabado a estos y restaurar su gloria.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Descosedor
  • Separador de madera
  • Papel de lija de grano fino
  • Pintura o tinte
  • Barniz
  • Pulidor para metal
  • Tela (opcional)
  • Juego de parches para ruedas (opcional)
  • Ruedas de repuesto (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Remueve cualquier tela del carrito cuidadosamente. Utilizando un descosedor, retira las costuras sosteniendo la cubierta y todo el relleno del cochecito. Si este material aún se encuentra en buena forma, puedes reutilizarlo. Si no, utilízalo como patrón para crear las nuevas piezas.

  2. 2

    Separa la madera. Utiliza un químico separador de madera líquido o en pasta, remueve la pintura o barniz de estas partes del cochecito.

  3. 3

    Lija las partes de madera con papel de lija de grano fino para suavizar cualquier sección rugosa o para remover cualquier remanente de pintura o residuo de barniz. Dobla el papel de lija y presiónalo suavemente dentro de cualquier rincón o grieta.

  4. 4

    Vuelve a pintar o teñir el cochecito. Selecciona un color de pintura o tinte y utilízalo en las partes de madera de éste.

  5. 5

    Barniza las partes de madera del cochecito para dar una apariencia uniforme y pulida.

  6. 6

    Pule cualquier elemento de metal. Determina de cuál están hechas estas partes y púlelas utilizando un pulidor específico para ese metal en particular.

  7. 7

    Parcha las ruedas o compra unas nuevas. Remuévelas y párchalas si es necesario. Si están más allá de la reparación, visita una tienda local de bicicletas y busca asistencia para seleccionar ruedas de un tamaño similar con las cuales reemplazar las originales.

  8. 8

    Crea nuevos elementos de tela. Si la cubierta y el relleno del cochecito están demasiado desgastados, incluso después de lavarlos, utiliza un descosedor para separa las viejas piezas y colócalas sobre la tela nueva. Utiliza las originales como patrón, trazando alrededor de las piezas viejas y cosiendo los nuevos revestimientos y cubiertas de tela para el cochecito.

  9. 9

    Instala los revestimientos y cubiertas. Utiliza el mismo método de puntadas utilizado originalmente para unirlos, reemplaza la tela vieja con los elementos restaurados o nuevos.

Consejos y advertencias

  • Los cochecitos para bebé antiguos no son frecuentemente seguros para los bebés. Utiliza tu pieza restaurada únicamente como parte de una exposición, no para transportarlo, ya que el diseño antiguo coloca en peligro a los niños.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles