Salud

Cómo restaurar los electrolitos en mi cuerpo de manera natural

Escrito por antonius ortega | Traducido por alejandro moreno
Cómo restaurar los electrolitos en mi cuerpo de manera natural

Agregar agua a los jugos naturales de fruta es una buena manera de restaurar los electrolitos.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Cuando tu cuerpo no tiene suficientes electrolitos no puedes desempeñarte a tu máximo potencial y puedes experimentar síntomas de tener niveles bajos. Estos ayudan a promover el funcionamiento saludable de los músculos y los nervios. De acuerdo con el American College of Sports Medicine (Colegio Americano de Medicina Deportiva), un desequilibrio de electrolitos puede causar síntomas como calambres, entumecimiento, especialmente en los dedos, y fatiga. Hay algunas maneras sencillas y naturales en las que puedes restaurar el equilibrio de electrolitos en tu cuerpo antes de que sus niveles bajen demasiado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. 1

    Hazte pruebas para un desequilibrio de electrolitos. Antes de que intentar remediar un desequilibrio, consulta primero con tu médico. Una muestra de sangre u orina puede ser suficiente para ver si hay algún problema con tu equilibrio de electrolitos. De esta manera puedes estar seguro de que tus síntomas no están siendo causados por una enfermedad subyacente.

  2. 2

    Consume bebidas deportivas. Estas a menudo incluyen electrolitos, como el sodio. Cuando sudas, tu cuerpo elimina los electrolitos, lo que puede dejarte sin energía. Prueba con bebidas deportivas que tengan un bajo contenido de azúcar para evitar consumir calorías innecesarias.

  3. 3

    Come más potasio. Este es un mineral que también es considerado un electrolito. El potasio promueve un metabolismo más saludable, una presión sanguínea equilibrada y la salud de los nervios. Los plátanos y las papas horneadas son ricos en este mineral. Un plátano contiene alrededor de 450 mg de potasio, aproximadamente el 20 por ciento de tu valor diario recomendado.

  4. 4

    Incrementa tu ingesta de calcio. El calcio es otro electrolito que deberías intentar consumir diariamente. También promueve huesos y dientes fuertes. La leche, el queso, la col y el brócoli son excelentes fuentes de calcio. Busca productos lácteos bajos en grasa para evitar las calorías no deseadas. Intenta obtener 800 a 1.200 mg de calcio todos los días.

  5. 5

    Consume más magnesio. El magnesio ayuda a promover células saludables y actúa como un mineral de entrega para el calcio y el potasio en tus músculos. Algunas fuentes excelentes de magnesio incluyen las nueces, los aguacates y las verduras de hoja verde. Come una ensalada con vegetales mixtos o agrega aguacate a tus comidas. Ingiere aproximadamente entre 300 y 400 mg de magnesio por día.

Consejos y advertencias

  • Al agregar jugos de fruta natural al agua puedes crear una buena bebida de reposición de electrolitos. Intenta agregar 1/4 de taza de jugo de naranja recién exprimido a 16 onzas (470 ml) de agua.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media