Cómo restaurar sillas de interior de hierro forjado

Escrito por dan ketchum | Traducido por jesica denisse tschiffely
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo restaurar sillas de interior de hierro forjado
Embellece tu espacio con una silla de hierro forjado restaurada. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El hierro forjado versátil se utiliza para fabricar productos tan diversos como vinotecas, varillas para cortinas y, por supuesto, muebles. A pesar de que la mayoría de los muebles de hierro forjado se utiliza en el exterior, las piezas de interior poseen la misma durabilidad, resistencia a la corrosión, sin límite de tiempo y diseño atractivo. La restauración de las sillas de hierro forjado de interiores la puede hacer incluso un principiante, es un proceso que ayuda a ahorrar dinero transformando una silla antigua y usada en una nueva y mejor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una tela protectora
  • Un cepillo de alambre
  • Una esponja
  • Un convertidor de óxido
  • Unos pinceles
  • Una pintura al aceite

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lleva la silla a un área bien ventilada del exterior. Coloca una tela protectora debajo de la silla si te preocupa manchar el piso.

  2. 2

    Cepilla toda la superficie de la silla enérgicamente con un cepillo de alambre para remover toda la pintura suelta, burbujas de óxido, mugre y suciedad.

  3. 3

    Limpia por completo la silla con una esponja húmeda, pasándola por todas las hendiduras, detalles, orificios o molduras de la silla. Deja que la misma se seque.

  4. 4

    Aplica una capa de convertidor de óxido de forma uniforme con un pincel limpio; incluso si no hay óxido, éste crea una superficie imprimada a la que puedes pintar. Deja el convertidor de óxido 48 horas para que seque. Aplica otra capa si la silla está muy oxidada.

  5. 5

    Aplica una capa uniforme de pintura al aceite del color que quieras. Puedes cepillarle la pintura si prefieres que tenga textura o rocía la capa de la misma, sosteniendo la boquilla a 6 u 8 pulgadas (15 o 20 cm) de distancia de la silla. Deja que cada capa de pintura se seque completamente. Aplica capas adicionales hasta que la pintura sea opaca. Deja que la última capa se seque antes de colocar la silla en el interior.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles