Cómo restaurar un sofá viejo

Escrito por michelle hogan | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo restaurar un sofá viejo
Un sofá viejo puede restaurarse por mucho menos dinero del que gastarías comprando uno nuevo. (Todd Warnock/Lifesize/Getty Images)

Un sofá es como un viejo amigo en tu sala de estar. Es cómodo y probablemente haya aguantando bastante uso. En lugar de desechar a tu viejo amigo considera restaurarlo a su antigua gloria con nueva tapicería, nuevas cubiertas o nuevos asientos. Tomarte el tiempo para restaurar tu sofá viejo no sólo te ahorrará dinero, sino que salvará el medio ambiente de tener otro sofá en el vertedero.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua tónica
  • Detergente suave
  • Tela
  • Fundas
  • Cobija o sábana
  • Ganchos de ropa
  • Espuma para relleno
  • Alicates
  • Cinta medidora
  • Máquina de coser
  • Pistola de grapas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Limpia tu sofá

  1. 1

    Remueve las manchas con un poco de agua tónica o con un removedor de manchas.

  2. 2

    Saca las cubiertas de los asientos del sofá y colócalos en la lavadora.

  3. 3

    Utiliza un detergente suave y una temperatura de agua apropiada para la tela.

  4. 4

    Deja que las cubiertas sequen por completo antes de volverlas a colocar. Revisa la etiqueta para saber si puedes colocarlas en la secadora.

    Recupera tu sofá y compra nuevos asientos

  1. 1

    Compra fundas o haz unas personalizadas simplemente para "deslizarlas" sobre el marco de tu sofá y darle un nuevo estilo.

  2. 2

    Utiliza una cobija o una sábana con un patrón que te guste si no deseas gastar dinero en las fundas.

  3. 3

    Coloca las fundas o sábanas sobre el sofá para crear una nueva apariencia. Sigue las instrucciones de las fundas o asegura la sábana o cobija con unos ganchos para ropa.

  4. 4

    Compra nuevos asientos o espuma de relleno para el interior de los asientos en una tienda de tela o en línea.

  5. 5

    Pide en la tienda de telas que corten tu espuma con el tamaño correcto. Coloca tus fundas existentes o nuevas en la nueva espuma y tu sofá viejo lucirá y se sentirá como nuevo.

    Tapizado del sofá

  1. 1

    Arranca la tela vieja del sofá. Utiliza alicates para remover sólo las grapas que necesites remover. Si nunca has tapizado antes considera contratar a un profesional o por lo menos mantén el producto final muy simple (no faldas con pliegues o nada complicado).

  2. 2

    Mide el sofá y averigua las dimensiones de la tela que necesites. Recuerda medir el respaldo del sofá, el interior, sobre los brazos y los asientos.

  3. 3

    Corta las piezas utilizando tus cubiertas antiguas como plantillas. Asegúrate de que las tijeras estén bien afiladas, especialmente si vas a utilizar una tela fuerte como el lienzo.

  4. 4

    Engrapa la tela recortada sobre el marco utilizando una pistola de grapas. Empieza por el medio y trabaja hacia cada extremo. Haz que un amigo sostenga la tela ajustadamente y sin arrugas mientras tú engrapas. A medida que trabajes necesitarás meter la tela en el marco. Deja algo de exceso de tela ya que puedes recortarla luego.

  5. 5

    Cose las cubiertas de los asientos utilizando las cubiertas viejas nuevamente como guía. Si tienes una remalladora utilízala para asegurar los bordes o hacer doble puntada en cada costura. Contrata a una costurera si te sientes incómodo con este nivel de costura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles