DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo tener una reunión productiva con tu jefe

Actualizado 13 junio, 2017

Las reuniones con el jefe pueden ser estresantes y a veces no parecen lograr mucho. Sin embargo, una comunicación clara con tu jefe es esencial si quieres hacer bien tu trabajo. Puedes y deberías comunicarte con él regularmente de manera informal, saludándolo en el pasillo o charlando en la sala de descanso. A veces, sin embargo, necesitarás tener reuniones formales con él para aclarar tus funciones de trabajo, recibir instrucciones sobre las tareas que debes realizar, decidir cómo resolver los problemas en el trabajo o actualizarlo acerca de tu progreso.

Instrucciones

  1. Programa una reunión con tu jefe en un momento en que sea conveniente para ambos. Elige un momento en que no estarás apurado y que sea menos probable que te interrumpan o distraigan. Asegúrate de que tú y tu jefe tienen suficiente tiempo para prepararse antes de reunirse.

    Loading ...
  2. Prepárate para la reunión pensando exactamente lo que quieres discutir y los resultados que esperas lograr. Escribe los puntos más importantes para asegurarte de que no se te olvide mencionarlos en la reunión.

  3. Habla con calma y respeto a tu jefe durante la reunión. Aténte a los temas a mano y no menciones problemas pasados que hayas tenido.

  4. Escucha con atención a lo que tu jefe tiene para decir. No lo interrumpas y no respondas en una manera defensiva.

  5. Repite lo que te diga, en tus propias palabras, para asegurarte de que lo entiendes correctamente. Formula preguntas sobre cualquier cosa que no comprendas totalmente.

  6. Toma notas durante la reunión con tu jefe para asegurarte de que no te olvides nada importante luego.

  7. Cubre los asuntos más importantes en la reunión. Si tienes muchos temas para discutir, es posible que necesites programar más de una reunión. Si tú o tu jefe se frustran durante ella, o si parece haber un problema de comunicación, sugiere finalizarla por el momento y continuarla en otro momento.

  8. Agenda una reunión de seguimiento de ser necesario, para que tú y tu jefe puedan discutir los resultados de cualquier cambio realizado después de la reunión así como también cualquier nuevo asunto que haya surgido.

Loading ...

Consejos

  • Para ayudar a evitar los malos entendidos, envíale a tu jefe un memorándum escrito o un correo electrónico después de la reunión indicando lo que discutieron y detallando cualquier decisión tomada en ella. Tu jefe puede dejarte saber si malinterpretaste algo o si te olvidaste de algo importante.
Loading ...