Cómo revestir con piedra una chimenea de ladrillo

Escrito por kimberly ripley | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo revestir con piedra una chimenea de ladrillo
(room with fireplace image by Dumitrescu Ciprian from Fotolia.com)

Una chimenea es con frecuencia la parte central de una sala de estar, área familiar o estudio. Renovar una requiere un poco de trabajo, pero debido a que es el centro de atención de una habitación, vale la pena el esfuerzo y la inversión. Cuando estés buscando una renovación que vaya más allá de la simple pintura, considera la posibilidad de revestir con piedra tu chimenea de ladrillo. Por un bajo costo puedes cambiar de manera drástica el aspecto del espacio entero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Revestimiento de piedra
  • Estuco
  • Argamasa
  • Paleta
  • Balde o cubo para mezclar la argamasa
  • Palo para revolver la argamasa
  • Grapadora para tareas pesadas o pistola de clavos
  • Lechada
  • Sellador con atomizador
  • Gafas de seguridad

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava el ladrillo o revestimiento con jabón suave y agua para asegurarte de que no quede presencia de ningún residuo aceitoso. Permite que se seque perfectamente antes de continuar. Aplica una primera capa de estuco sobre el ladrillo con el fin de crear una superficie de trabajo regular para colocar la piedra. Deja secar por 24 horas.

  2. 2

    Reúne los trozos de piedra para revestir según la distribución deseada, usando las medidas del área. Es probable que quieras crear una plantilla de cartón del área ladrillada primero y poner el revestimiento de piedra en el cartón. Si no, sencillamente colócalo en el piso. La piedra cultivada puede ser usada en casi todas las chimeneas. La piedra verdadera puede necesitar soporte adicional si la chimenea se encuentra sobre el sótano.

  3. 3

    Mezcla la argamasa según las instrucciones del paquete. Usando la paleta, extiende la argamasa con 1/2 pulgada (1,27 cm) de espesor sobre el estuco comenzando por el tercio inferior de la chimenea. Coloca el revestimiento de piedra en la argamasa de acuerdo al diseño que se determinó de antemano. Ejerce suficiente presión para que el revestimiento se hunda en la argamasa y se sostenga. Repite el proceso en el resto de la chimenea. Deja secar por varias horas.

  4. 4

    Mezcla la lechada según las indicaciones del paquete. Aplícala en toda el área y quita el exceso con una paleta o rasqueta grande.Deja que seque perfectamente por lo menos de 10 a 12 horas.

  5. 5

    Aplica sellador con atomizador si lo deseas. Algunas personas optan por omitir este paso, que es seguridad adicional para que la lechada no se manche o se estropee la apariencia de tu chimenea recién transformada. Dentro de un par de días estará lista para que pongas leños en ella, enciendas un fuego acogedor y disfrutes de tu propio trabajo.

Consejos y advertencias

  • Usa siempre gafas de seguridad cuando manejes una grapadora para tareas pesadas o pistolas de clavos y sigue las instrucciones del fabricante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles