Cómo revisar y añadir líquido de radiador

Escrito por ehow contributor | Traducido por jane doe
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo revisar y añadir líquido de radiador
Revisa tu líquido de radiador para evitar importantes desperfectos en el funcionamiento de tu motor. (car engine image by itsallgood from Fotolia.com)

El líquido de radiador, o refrigerante, es la parte más importante del sistema de refrigeración de tu auto, porque protege tu motor del sobrecalentamiento. Una falta de refrigerante puede llevar a una avería y a reparaciones costosas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Anticongelante
  • Refrigerante de motor
  • Trapos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Añadiendo líquido de radiador a un auto contemporáneo

  1. 1

    Recuerda que sólo los modelos muy viejos de autos (antes de los años 70) requieren que añadas refrigerante directamente al radiador. Los vehículos más modernos tienen un tanque de reserva al que puedes acceder en cualquier momento (excepto en los autos alemanes y suecos, en los que la reserva está bajo presión cuando el motor está caliente). Si conduces un modelo viejo, ve la Sección 2.

  2. 2

    Tira de la palanca para destrabar el capó debajo del tablero.

  3. 3

    Camina hasta la parte frontal del auto, busca debajo del capó, encuentra el pestillo y apriétalo. A medida que lo aprietas, tira hacia arriba y abre el capó.

  4. 4

    Busca el tanque plástico de reserva, que debería al menos contener algún residuo del refrigerante, que es normalmente verde (aunque también hay versiones rojas disponibles en el mercado). A menudo está etiquetado, ubicado cerca del radiador, y tiene una manguera que lleva al mismo.

  5. 5

    Desatornilla la tapa y añade refrigerante hasta la línea de "lleno". El refrigerante es una mezcla mitad y mitad de agua y anticongelante, pero puedes añadir sólo agua si la reserva está vacía y tu auto está en peligro de sobrecalentarse.

    Añadiendo líquido a un auto viejo

  1. 1

    Asegúrate de que el motor esté frío antes de añadir refrigerante directamente al radiador. Si el auto ha estado en marcha hasta hace poco, espera al menos 30 minutos antes de desatornillar la tapa del radiador.

  2. 2

    Tira de la palanca que libera el capó debajo del tablero.

  3. 3

    Camina hasta la parte frontal del auto, busca debajo del capó, encuentra el pestillo y apriétalo. A medida que lo aprietas, tira hacia arriba y abre el capó.

  4. 4

    Encuentra la tapa del radiador en la parte frontal del motor, cerca del pestillo del capó.

  5. 5

    Rota y quita la tapa, usando un trapo. Cuando dudes de si es seguro desenroscar la tapa, usa varios trapos y quita la tapa lentamente.

  6. 6

    Mira en el radiador. Si el líquido no llega hasta el tope del radiador justo por debajo de la abertura para la tapa, añade refrigerante.

Consejos y advertencias

  • La manguera que lleva de la reserva al radiador es un indicio de que no estás vertiendo refrigerante en tu reserva de líquido limpiaparabrisas.
  • Si el auto se está sobrecalentando, no intentes quitar la tapa del radiador. Podrías quemarte severamente.
  • El refrigerante no se consume; si la reserva está baja, tu auto puede tener una pérdida. El refrigerante es venenoso, pero eso no impide que las mascotas lo beban (sabe dulce para ellos); no lo dejes por ahí.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles