DESCUBRIR
×

Cómo revivir una masa fermentada que salió mal

Actualizado 21 febrero, 2017

Tener un iniciador de masa fermentada en tu refrigerador es un compromiso. Necesita ser alimentado regularmente y si no lo uses en tu horneado, necesitas sacar su desecho. El iniciador de la masa fermentada contiene organismos como bacteria y levadura. Si la bacteria crece demasiado, puede causar sabores muy ácidos, un olor feo o la separación de líquidos. Nunca tienes que tirar tu masa fermentada. Revive tu cultivo reponiéndolo hasta que los organismos estén nuevamente en equilibrio.

Instrucciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images
  1. Mezcla bien el iniciador del pan de masa fermentada. Mezclar oxigena tu iniciador de masa fermentada y lo ayuda a permanecer saludable. Si ves un líquido marrón o gris encima del iniciador, viértelo afuera antes de mezclarlo.

  2. Descarta todo menos 1 taza de iniciador.

  3. Agrega 1 taza de agua a temperatura ambiente al iniciador restante. Revuelve bien. Agregar agua al iniciador de masa fermentada diluye el ácido láctico y los subproductos bacterianos que inhiben el crecimiento de la levadura. Una vez que tu levadura esté nuevamente saludable, mantendrá los niveles de bacteria bajo control.

  4. Vierte todo menos 1 taza de la mezcla.

  5. Agrega 1 taza de harina y 3/4 de taza de agua al líquido iniciador y mezcla completamente. Cubre la mezcla ligeramente y déjalo cerrado sobre la encimera durante la noche. La harina provee alimento para que tu levadura prospere.

  6. Verifica si hay burbujas en el iniciador en la mañana. Indican que la fermentación ha vuelto a ocurrir. Cuando el buen olor ácido de tu iniciador regrese, un crecimiento saludable de la levadura está en progreso.

  7. Realiza los pasos nuevamente si no ves las burbujas en el iniciador.

Consejos

  • Una vez que está saludable nuevamente, alimenta tu masa fermentada al menos una vez por semana, o cuando sea que la uses, lo que sea que ocurra primero.

Advertencias

  • Si tu iniciador huele mal, probablemente esté malo. Comienza el proceso de reposición desde el comienzo.

Necesitarás

  • Cuchara
  • Harina
  • Agua