La revolución de los pollos en el patio

Escrito por lesley henton | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Puedes criar pollos, incluso en una ciudad grande

La revolución de los pollos en el patio
Los americanos crían cada vez más pollos en asentamientos urbanos, principalmente para obtener huevos frescos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Con una atención adecuada, algunas aves se vuelven dóciles y parecen disfrutar estar entre la gente.

— Dr. David Frame, veterinario y especialista en animales de granja en la Universidad del Estado de Utah

Paseando por el barrio de Simone Mogul de Brooklyn, Nueva York, puedes oír el rugido del metro de la ciudad, un monstruo que se abre camino bajo las casas, bajo el East River y llega hasta Times Square en unos 30 minutos. Escucha atentamente y podrás detectar un ruido inusual, un cacareo, que normalmente asociarías con una granja campestre más que con este icónico barrio en Victorian Flatbush. Aventúrate en el patio de Simone y te encontrarás con pollitos mascotas, con nombres como Paula, Tita, Rosa y Ester.

Las chicas

La revolución de los pollos en el patio
Provee heno a las gallinas dentro de su gallinero y ellas crearán nidos para sus huevos. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

"Tienen personalidad y son muy divertidas de mirar", dice Mogul. "Pueden entrenarse como un perro, pero por supuesto no pueden traerte tus zapatos o tu periódico. La comida las motiva. Es gracioso cuando van corriendo hacia cualquier persona que tenga comida".

Mogul, una chef experta que estudió en Le Cordon Bleu de París, forma parte del creciente grupo de criadores de pollos que florecen en todas las ciudades de los Estados Unidos y obtienen como recompensa huevos frescos y abono gratis.

Sus once gallinas producen de cuatro a seis huevos diarios, y a veces más. "Vendo los huevos a US$4 la docena", explica Simone. "Como los huevos saben un tanto mejor que los que compras en la tienda, nunca tengo problemas para venderlos. Así cubro los costos de la comida y el heno".

Alma, una pastora alemana de 40 kg, patrulla el perímetro del patio, intimidando a otros animales para que no molesten a las gallinas.

"Mi patio es grande para los estándares de Brooklyn, probablemente de unos 100 por 60 pies (30 por 20 metros)" dice Mogul. Sin embargo, ella asegura que algunos vecinos con patios más pequeños también crían pollos.

Aunque no se le permite tener un gallo, las gallinas son legales en Brooklyn y "muy fáciles de cuidar una vez que conoces las reglas y cómo hacer un buen uso de los estándares de higiene".

Mogul visita a "las chicas", como ellas las llama, cada mañana para asegurarse de que tengan comida y agua. También les da suplementos de calcio y desechos caseros.

"Recolecto los huevos una vez al día, por la noche, y verifico que todas estén dormidas en el gallinero".

Su gallinero tiene algunos lujos. Éste cuenta con un sensor electrónico que abre una puerta automática cuando sale el sol y se cierra en la noche.

"Las gallinas saben cuándo tienen que estar dentro, y nunca he tenido que encerrar a ninguna", dice Mogul. El gallinero es en verdad un cobertizo solar de 10 x 12 pies (3 x 4 metros) que ella adaptó a sus necesidades. "Añadimos nidos, piso de linóleo y adaptamos bancos para acomodar a las gallinas". Un ventilador les aporta una buena brisa a las gallinas en los meses de verano, y el predio también cuenta con aislamiento para los fríos del invierno.

Mogul asegura que los pollos tienen libertad para moverse por el patio la mayor parte del tiempo y que se han adaptado a los ruidos urbanos y al subterráneo. Pero la mayor ventaja de ser uno de los pollos de Simone es que no existe la posibilidad de ser comidos, a pesar de que ella es cocinera. "Nunca he matado a ninguno de mis pollos", asegura.

Ser un productor de alimentos

Los crecientes costos de los alimentos han ayudado a productores locales como Mogul a proseguir con su causa. Las leyes gubernamentales son más relajadas y les permiten a más personas tener pollos en las ciudades.

"Muchos municipios ahora permiten criar un número limitado de pollos en un lote pequeño" asegura el Dr. David Frame, veterinario y especialista de aves de granja de la Universidad del Estado de Utah. "La mayoría sólo cría unas pocas gallinas para tener huevos frescos. Existen distintas razas y variedades que se adaptan bien a este tipo de ambiente".

Frame, un entusiasta de las aves de granja de toda la vida, ha criado y mostrado muchos tipos de pollos de exhibición. Él asegura que estas aves son buenas mascotas, en la medida en que se las trate bien y de forma humanitaria

"Con una atención consistente, algunas aves se vuelven bastante dóciles y parecen disfrutar de la compañía humana" afirma. "Puede que coman de tu mano o reposen en tu brazo".

En relación a los cuidados, Frame dice que es una simple cuestión de darles comida de buena calidad, agua y un refugio adecuado, el cual debe incluir protección de las pestes y los predadores como los mapaches y zorrinos. "Nunca mezcles especies de aves, y mantén los pollos confinados a tu propio patio".

Mogul dice que sus vecinos son comprensivos respecto a los habitantes de su patio. Ella los retribuye con huevos frescos. Los niños de los vecinos la visitan para divertirse e incluso su esposo, quien se oponía a la idea al principio, habla sobre las gallinas con sus amigos y sus compañeros de trabajo.

Como muchos granjeros de patio, los Mogul producen vegetales frescos usando el abono gratuito que producen las gallinas. Las frutas y verduras del patio, y los huevos frescos, pueden venderse en los mercados de granjeros locales.

Al vender huevos frescos "usa recipientes sin etiquetas, no viejos cartones con nombres de empresas avícolas", recomienda Frame. "También deben cumplirse los requerimientos de refrigeración y otras regulaciones locales".

Salud y seguridad

La revolución de los pollos en el patio
Los pollitos son lindos y amistosos, pero puede que no sean apropiados para niños menores de 5 años. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Las enfermedades zoonóticas son las que se pueden transmitir de pequeños vertebrados a los humanos. Los pollos a veces portan organismos, como la salmonella, que pueden enfermar a las personas.

"Por suerte ocurre muy poco o prácticamente nunca en la actualidad", asegura Frame. Los pollos que muestran signos de enfermedad deben aislarse de los demás y llevarse al veterinario o al especialista en aves de granja local.

Frame recomienda tomar precauciones sencillas, como lavarse las manos luego de recoger los huevos y tocar las aves, mantener a los pollos fuera de la casa, y no lavar el equipamiento utilizado en el fregadero de la cocina.

"No hay que consumir huevos rajados o muy sucios, o huevos que hayan estado al calor por un período de tiempo prolongado", recomienda Frame. "Los huevos son un medio ideal para el crecimiento bacteriano en condiciones climáticas cálidas".

No tienes que preocuparte al consumir los huevos.

"La mayoría de los huevos caseros frescos son seguros para consumir", explica Frame. "El cuidado y el tratamiento es la clave. El material del nido debe mantenerse seco y limpio. Los huevos deben recogerse al menos dos veces al día, quizás con más frecuencia en climas cálidos. Debes guardarlos en el refrigerador a 45°F (8°C) hasta el momento de consumir".

Si es legal tener gallos en tu localidad, puedes criar a las gallinas. Haz que tus hijos aprendan sobre las relaciones animales y disfruta de los pollitos bebé, pero Frame no recomienda criar pollitos como mascotas para niños de menos de 5 años.

Por supuesto que la mejor manera de obtener huevos es mediante la cercanía de la mamá gallina, pero si no tienes una, puedes usar una incubadora para regular la temperatura antes de que los pollitos nazcan. Los pollitos deben permanecer en la incubadora hasta que tengan suficientes plumas para producir calor corporal, lo cual ocurre alrededor de las 4 semanas de edad en la mayoría de las razas.

Frame recomienda practicar ciertas medidas de seguridad al cuidar de los pollitos, como el uso de paja limpia, alimentarlos con comida de buena calidad y usar guantes desechables.

Hazlo bien

Aquellos que piensan en criar pollos deben revisar cuidadosamente todas las ordenanzas de la ciudad y el condado, y seguir las reglas para asegurar prácticas seguras y humanas.

"La implementación de un tratamiento adecuado y humanitario a las aves es indispensable", asegura Frame. "Criar aves de granja de forma indiscriminada puede elevar el riesgo de enfermedades entre los animales, con posible exposición a las aves de cría industrial, causando un daño económico grave".

Mogul fomenta la difusión de la producción local de alimentos, y le gustaría que existiera una ley local que permita la cría de pollos. "El movimiento de la comida local es muy fuerte aquí en la Ciudad de Nueva York, y cuenta con mucho apoyo".

La única queja de Mogul es que con las gallinas le resulta difícil tener césped "pero las chicas quitan todas las malezas por mí", asegura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles