Riesgos de cocinar con sistemas de halógeno

Escrito por charles pearson | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Riesgos de cocinar con sistemas de halógeno
El calor es distinto, la precaución debe ser la misma. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Los hornos y quemadores de halógeno son aparatos capaces de generar calor extremadamente rápido. Estos sistemas calientan mediante la liberación de las ráfagas de luz roja. El halógeno mueve el calor a través del aire y en ocasiones, este calor llega directamente a los alimentos y cuece uniformemente sin necesidad de conducción. Otras veces, el calor golpea los utensilios de cocina e incluso al cocinero, de la misma manera que las estufas tradicionales. Aunque son realmente eficaces, los dispositivos de cocción por halógeno tienen algunos inconvenientes.

Otras personas están leyendo

Utensilios

Los sistemas de halógeno sólo trabajan con utensilios de cocina hechos de materiales magnéticos, tales como acero inoxidable y hierro fundido. El aluminio, el cobre y el vidrio no son eficaces cuando se utiliza este tipo de calor, advierte The Induction Site. Por lo tanto, los usuarios que acaban de instalar un horno o estufa de halógeno tendrán que sustituir sus ollas y sartenes.

Fuerza y durabilidad

Algunos cocineros piensan que los sistemas de halógeno no son tan durables como otros tipos de sistemas de cocina y la inclinación por las estufas de gas son mucho más fuertes, explica el sitio the Induction Site.

Radiación

El calor halógeno implica ciertos riesgos debido a la radiación. La Unión Europea está investigando los posibles problemas cardiacos, del sistema inmune, del sistema nervioso, los daños oculares y del comportamiento neural, la genotoxicidad, la carcinogénesis y los efectos en la producción de melatonina, apunta The Induction Site. El Departamento de labores de los Estados Unidos (United States Department of Labor), asegura que esta investigación continúa desde los resultados obtenidos en el 2010.

Cortes de energía

La cocción halógena utiliza electricidad. Si hay un corte de energía eléctrica, este tipo de sistemas de cocina no se podrán utilizar, puntualiza the Induction Site. Sin embargo, muchos propietarios cuentan con un generador de propano como respaldo para los casos en los que se va la luz eléctrica y el sistema necesita una fuente de energía alternativa.

Falta de llamas

Los sistemas de cocción de halógeno no producen llamas, lo que hace imposible que los alimentos se carbonicen al ser cocinados. Adicionalmente, the Induction Site explica que la falta de llamas aumenta la seguridad de la estufa.

Precio

Los sistemas de halógeno pueden resultar más caros si los precios de la electricidad suben. Sin embargo, el calor por halógeno se hace más asequible cuando los precios del gas suben o cuando los de la electricidad bajan, aclara the Induction Site.

Descarga eléctrica

Un horno de halógeno puede causar una descarga eléctrica si el cable está mojado. El dispositivo también puede llegar a ser peligroso si el enchufe eléctrico está dañado, explica Electrodomésticos GE. El horno no siempre se debe sumergir en agua.

Quemaduras

Los hornos de halógeno no son propensos a quemar a quienes los están utilizando, porque el horno en sí no genera calor, sino que se basa en la composición de los trastos para hacerlo. Sin embargo, los alimentos y utensilios de cocina pueden conservar el calor, haciendo que los usuarios puedan quemarse accidentalmente dice Electrodomésticos GE. Esto es un problema especialmente cuando se cocina con agua o aceites, ya que estos se calientan y pueden provocar accidentes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles