Riesgos de colocar un tubo de alimentación en pacientes de corto plazo

Escrito por maryann gromisch | Traducido por elizabeth funes
Riesgos de colocar un tubo de alimentación en pacientes de corto plazo

Colocar una sonda es un procedimiento invasivo, por lo que tiene riesgos.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Un tubo de alimentación es un tubo pequeño, hueco y flexible que se introduce dentro del estómago. El tiempo que el tubo está en su lugar depende de las necesidades del paciente. Un tubo de alimentación es recomendado cuando el paciente no es capaz de recibir la nutrición oral suficiente. Ya sea que esté inserto por la nariz, por una sonda nasogástrica o quirurgicamente en el estómago, es un procedimiento invasivo. Todo procedimiento invasivo tiene su riesgo.

Otras personas están leyendo

Riesgos asociados al tubo nasogástrico

Un tubo naso-gástrico es recomendado por un corto plazo y es generalmente utilizado en un entorno de atención de enfermería especializada, como un hospital o una institución de cuidado extendido. El tubo es insertado a través de la nariz e insertado en el estómago. Un riesgo del tubo naso-gástrico es el neumotórax, una ruptura o punción de la delgada membrana que recubre la pared torácica y los pulmones. Esto ocurre si el tubo accidentalmente entra en la laringe y la tráquea. El enrollamiento del tubo en la garganta es un riesgo potencial. La parotiditis, que se produce cuando las bacterias orales entra en el conducto parotídeo y causa una infección en la glándula parótida; un absceso retrofaríngeo como resultado de la perforación de un seno; sinusitis, lo que ocurre por daño al epitelio ciliar; y el reflujo ácido son los posibles riesgos derivados de utilización de una sonda naso-gástrica. El riesgo de neumonía por aspiración, inflamación de los sacos de aire, puede darse como resultado y es causado por el reflujo del contenido del estómago. El riesgo más serio es la sepsis grave, lo que es fatal. La sepsis, presencia de microorganismos en los tejidos, es causada por la colocación incorrecta de la sonda naso-gástrica en el árbol bronquial.

Riesgos asociados con el entubamiento gástrico

El tubo gástrico es insertado quirúrgicamente en el estómago. Durante el procedimiento quirúrgico, el paciente recibe anestesia general. El riesgo asociado a esta intervención incluye una posible reacción frente a la anestesia, sangrado, lesión accidental en el colon u otro órgano abdominal y una infección post-operatoria en torno al lugar de inserción del tubo. La gastrostomía endoscópica percutánea es insertada utilizando un endoscopio como herramienta guía. Un cable guía es utilizado para pasar el tubo desde la boca hasta el estómago. El médico asegura un extremo del tubo al estómago y el otro extremo sale a través de la pared abdominal. Durante este procedimiento, el paciente es sedado. Los riesgos asociados con un tubo PEG son la reacción a la sedación, el sangrado y la infección postoperatoria alrededor del lugar de inserción del tubo.

Problemas comunes

Según la Fundación de Cáncer Oral (Oral Cancer Foundation), hay un 1% de probabilidad de que se presente un problema importante, como una hemorragia gástrica, y un 8% de probabilidad de que se de un problema menor como una infección, una pérdida en el sitio quirúrgico, migración de la sonda, la aspiración y la formación de una fístula. La aspiración es el riesgo más común. Esto ocurre cuando la comida es inhalada dentro de los pulmones.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media