Qué rociar en una alfombra para evitar que los perros orinen en ella

Escrito por nora zavalczki | Traducido por susana lópez millot
Qué rociar en una alfombra para evitar que los perros orinen en ella

Evita que los perros orinen en la alfombra usando repelentes.

DTP/Digital Vision/Getty Images

La orina de perro tiene un olor molesto por su composición de enzimas, hormonas y amoníaco. Con el tiempo, el olor de la orina empeora y es difícil de eliminar, especialmente de las alfombras. Para evitar que tu perro orine en ellas mientras le enseñas a hacerlo afuera, podrías usar repelentes comerciales o remedios caseros. Es importante limpiar las zonas bien antes de aplicar cualquier solución, especialmente si el perro ya ha orinado en las alfombras, porque tienden a volver a los mismos lugares que huelen a su orina.

Otras personas están leyendo

Repelentes comerciales

Los repelentes comerciales están disponibles en forma de aerosol y contienen distintos químicos o componentes naturales, como la pimienta de cayena, que los perros rechazan y evitan. Si el perro ya ha orinado la alfombra, límpiala con un limpiador enzimático o con vinagre y déjala secar. Aplica los repelentes generosamente según las indicaciones en la etiqueta del producto.

Vinagre blanco

El vinagre blanco no sólo es un efectivo limpiador de alfombras y eliminador de olores, sino que además actúa como repelente. A los perros no les gusta el olor del ácido acético, que es de lo que está formado el vinagre, y evitarán las zonas que se rocíen con esta solución. Prepara una solución de vinagre blanco y agua en una concentración 1-1 y rocíala sobre tus alfombras y en las zonas donde tu perro suele orinar.

Jugo de limón

Mezcla jugo de limón (comercial o exprimido) con agua y rocíalo en tus alfombras. Este olor es agradable para la gente, pero mantendrá a tu perro alejado. El ácido cítrico también es efectivo si quieres limpiar y retirar el olor de orina de las alfombras.

Alcohol isopropílico

El alcohol isopropílico, mejor conocido como alcohol común, podría actuar como repelente y mantener a tu perro alejado de tus alfombras. La solución es un desinfectante efectivo, tiene propiedades antibacterianas y su poderosa esencia no es del gusto de los perros. Diluye el alcohol usando una parte de alcohol y una de agua y rocía con esta mezcla las alfombras. Vuelve a aplicar la mezcla semanalmente o después de limpiarlas.

Pimienta de cayena

La pimienta de cayena es un repelente natural y contiene capsaicum, que irrita la piel y los ojos de los perros. Esparce pimienta de cayena en polvo sobre tus alfombras. No tienes que usar mucho porque los perros tienen un fuerte sentido del olfato y pueden detectar la esencia irritante inmediatamente. Vuelve a aplicar el polvo después de limpiar para asegurarte que tu perro se mantenga alejado de tus alfombras.

Amoníaco

El amoníaco tiene un aroma fuerte que a los perros no les gusta. Sin embargo, el olor del amoníaco es similar al olor de la orina del perro que quieres tapar, por lo que querrás dejar esta opción para el final, por si las otras fallan. Diluye el amoníaco con agua y rocíalo encima de las alfombras.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media