Salud

Las rodillas me duelen después de hacer ejercicio

Escrito por kathryn walsh | Traducido por cintia ros
Las rodillas me duelen después de hacer ejercicio

El dolor de rodilla puede empeorar a medida que tienes más edad.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Tener dolor en las rodillas hace que cada movimiento sea doloroso, pero no por eso deberías simplemente dejar de hacer ejercicio. Cambiar los ejercicios que haces te puede ayudar a prevenir el dolor y cuidar a tus rodillas al final de una sesión de ejercicios puede hacer que se sientan mejor. No obstante, llama a tu médico si el dolor de rodilla se prolonga por más de una semana o si tu capacidad de caminar se ve reducida.

Otras personas están leyendo

Causas

El dolor de rodilla puede ser causado por muchos problemas. Puedes tener osteoartritis, un tipo de artritis que ocurre cuando el cartílago de la rodilla se desgasta. Esto causa una sensación de rigidez en la rodilla, dolor y, posiblemente, una capacidad de movimiento limitada. El tener rodillas adoloridas también puede ser causado por un dolor patelofemoral, produciendo malestar alrededor y debajo de la rótula. Esto puede ser originado por una lesión, uso excesivo o artritis. El dolor puede ser el resultado de hacer movimientos repetitivos, haciendo que el tejido de la rodilla se inflame. Ciertos ejercicios empeoran estos problemas.

Tratamiento

Cuando estés lidiando con una rodilla adolorida, piensa en RHCE: reposo, hielo, compresión y elevación. Ponte hielo en las rodillas tan pronto como termines la sesión de ejercicios y déjalo allí por 10 a 20 minutos. Envuelve tus rodillas en vendajes de compresión y mantén las piernas elevadas el mayor tiempo posible durante el resto del día. Visitar a un terapeuta físico también puede ayudarte a aprender algunos ejercicios que reduzcan el dolor y a evitar que vuelva a aparecer en el futuro. Tu médico también puede recomendar una crema tópica o calmantes para el dolor de venta libre.

Ejercicios para probar

Hacer los ejercicios adecuados puede mantenerte saludable, además de fortalecer los músculos de las piernas y reducir el dolor a futuro. Incorporar estiramientos cada día alivia el malestar y prepara a tus piernas para hacer ejercicio. Caminar varias vueltas en una piscina de poca profundidad o andar en bicicleta, trabaja tus piernas sin ejercer presión sobre las rodillas. Trate de hacer sentadillas o dar un paseo, a menos que estas actividades te causen dolor. Siéntate en el suelo y levanta cada pierna 10 veces, luego párate sobre una pierna con las rodillas ligeramente dobladas durante unos segundos a la vez. Alterna las piernas y repítelo 10 veces.

Actividades a evitar

Cualquier actividad de alto impacto puede ejercer presión sobre tus articulaciones y hacer que el dolor de rodilla empeore. Evita correr mientras tengas dolor de rodillas, así como cualquier ejercicio que requiera que saltar, como el voleibol y el baloncesto. Subir y bajar escaleras puede hacer que el dolor empeore, así que toma el ascensor siempre que sea posible. Cada vez que hagas ejercicio o cualquier actividad física, toma un descanso cada cierto tiempo para evaluar cómo están tus rodillas. Si empiezan a doler, termina el entrenamiento por el día.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media