Cómo usar una rodillera

Escrito por ehow contributor | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar una rodillera
Usa una rodillera.

Una rodillera es uno de los muchos aparatos ortopédicos disponibles para ayudar a las personas con las heridas de las articulaciones, las tensiones musculares u otras debilidades. La rodillera permite que la parte afectada se cure sin limitar el movimiento o la movilidad. Usar la rodillera de forma correcta es casi tan importante como seleccionar la indicada. Sigue estos pasos para usarla adecuadamente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Revisa la rodillera para ver si tiene fallas. Antes de usarla, deberías asegurarte de que esté en perfecto estado. Fíjate si tiene telas estiradas o deshilachadas y procura que todos los estabilizadores o cierres estén bien asegurados. No uses la rodillera si encuentras alguna de estas imperfecciones, pues podría empeorar tu herida.

  2. 2

    Ponte la rodillera a la mañana temprano. Las piernas naturalmente suelen hincharse durante el día y lo mismo ocurrirá con la herida de la rodilla. Será más sencillo colocarte la rodillera en la mañana cuando tu rodilla y tu pierna estén menos hinchadas.

  3. 3

    Acomoda la rodillera como corresponda. Alinea la parte frontal de la rodillera con la parte de adelante de tu pierna antes de ponértela. Te será incómodo tratar de rotarla en la pierna una vez que ya la tengas en la rodilla y podría agravar la tensión.

  4. 4

    Usa ambas manos. Sostén la rodillera con firmeza en cada mano y jálala por encima del pie y el tobillo en lugar de jalar primero de un lado y luego del otro. Esto permitirá que tu pierna se ajuste a la compresión de la rodillera de forma pareja.

  5. 5

    Colócate la rodillera con firmeza. No la tires hacia arriba porque podría lastimar tu rodilla. Pásala con un movimiento suave por encima del pie y la pantorrilla, llévala hasta la rodilla y acomódala.

  6. 6

    De ser necesario, ajusta los cierres y los estabilizadores. Si la rodillera tiene características especiales para mantener estable la rodilla o la rótula, o bien cierres para que se queden en su lugar, asegúralos con firmeza alrededor de la rodilla. Si los cierres o estabilizadores te producen dolor o no parecen encajar adecuadamente luego de haber tratado de ajustarlos, entonces no uses la rodillera.

  7. 7

    Usa la rodillera según las indicaciones de tu médico. Si te dijeron que la uses cuando realizas ciertas actividades o por una determinada cantidad de tiempo durante el día, hazlo de esa forma. No te la dejes puesta durante la noche.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles