Rodillos de movimiento libre hechos en casa para una bicicleta

Escrito por ben ledoux | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Rodillos de movimiento libre hechos en casa para una bicicleta
(bicycle image by Jenny Thompson from Fotolia.com)

Los rodillos para bicicletas se han desarrollado para ayudar a los ciclistas a mantenerse en forma durante los meses de invierno sin tener que someterse a la temperatura exterior. Mientras que comprar diseños pre-fabricados puede ser muy costoso, hay una manera de construirlos tú mismo sin tener que gastar un montón de dinero. La construcción de uno de estos rodillos se puede hacer con un poco de esfuerzo y perseverancia.

Otras personas están leyendo

Los materiales

Necesitarás un pedazo largo de madera que sea un poco más largo que tu bicicleta y de 3 a 5 pulgadas (7.62 a 12.7 cm) de espesor, algo lo suficientemente resistente como para permanecer en el suelo y sostener las piezas que se le atornillen. También necesitarás dos pequeños bloques de madera de aproximadamente 2 pulgadas (5.08 cm) más largos que la medida de la llanta delantera cuando está parada en el suelo. La última pieza que necesitarás antes de obtener el rodillo es un tubo de soporte para atornillarlo en el suelo, una pieza muy resistente de tubo metálico lo suficientemente alta como para levantar un poco del suelo el eje del pedalier de la bicicleta, como una viga de soporte, y una boquilla de metal de medio luna para sostener el eje del pedalier forma segura.

El rodillo necesitará otros dos tubos delgados de metal con las boquillas, las cuales deben ser un poco más cortas que el tubo del eje del pedalier. También necesitarás sujetadores para los tubos para cada uno de ellos.

La construcción

Empieza atornillando el soporte de metal en la madera e insertando el tubo de metal. Usa la bicicleta como un marcador de posición en el que todo debe ir poniéndose junto a la construcción para medir la distancia. Coloca los tubos de metal en un lugar donde todavía haya espacio en el tablero para las ruedas delanteras y traseras. Una vez que el tubo de metal esté en su lugar, pon la boquilla cubriéndola con cemento, y agrega el eje del pedalier para un buen ajuste. Deja la bicicleta en su lugar hasta que se seque el cemento; este es un buen momento para saber si el soporte metálico puede sostenerla.

En cuanto el cemento esté seco, toma los dos bloques de madera para la rueda delantera y sujétalos con clavos alrededor de ella; haciendo esto los convertirás en el marcador de posición para sujetar y equilibrar la rueda delantera. Este marcador debe estar suficientemente ajustado para mantener la rueda en su lugar, pero no tan apretado que la rueda no pueda sacarse, a menos que este sea el plan. Ahora el último paso es el diseño para el rodillo.

El rodillo

Ahora que está construido todo lo demás para la bicicleta, es el momento de montar el rodillo. Coloca los soportes de los tubos en cada lado de los soportes del neumático trasero de la bicicleta. Une los tubos de metal y las boquillas, poniendo cemento en estas últimas, y sujétalos a los soportes para asegurarte de que tengan buen ajuste. Deja así la bicicleta hasta que el cemento se haya secado y habrás terminado con la construcción de la bicicleta. Ahora puedes saltar sobre ella y utilizarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles