Cómo usar los rotuladores Prismacolor

Escrito por dawn r. levesque | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar los rotuladores Prismacolor
Un dimetrodón dibujado usando la técnica Prismacolor.

Los rotuladores Prismacolor® se caracterizan por sus colores ricos y fluidos. Los rotuladores dobles tienen un flujo de tinta suave y fluído que permiten darles muchas aplicaciones artísticas. La punta gruesa, de gran cobertura, funciona como un pincel. Utiliza la punta fina para trabajar en los detalles. Por su interminable variedad de colores y tonos, son indicados para las ilustración de historietas, el diseño de indumentaria y el dibujo técnico. Aprende a utilizar las diferentes puntas para crear dibujos fluidos y detallados.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel para rotulador o papel Bristol
  • Un juego de rotuladores Prismacolor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Crea una tabla de colores con tus rotuladores antes de comenzar cualquier proyecto. Coloca los colores sobre un papel suave y de grosor medio, como el papel Bristol o el papel para rotulador. Intenta conseguir muchos valores tonales. Usa esta tabla como referencia para conseguir colores consistentes en tu obra de arte. Escribe el color de cada rotulador debajo de cada cuadrado de color. Si has mezclado dos colores, anótalo.

  2. 2

    Realiza caricaturas o ilustraciones gráficas. Estas requieren un uso preciso del color. Haz un bosquejo en lápiz. Empieza por colorear con tonos color piel o con el rotulador del color más claro que tengas. Utiliza la punta más ancha para dibujar las líneas de grosor medio; utiliza la punta fina para realizar las expresiones faciales o las líneas que requieran mayor precisión. El primer color sirve para dar luz al dibujo. Mientras los primeros colores estén frescos, utiliza un tono similar para esfumar y mezclar este tono medio con el color inicial. Luego utiliza los colores más oscuros del mismo tono para dar sombra.

  3. 3

    Realiza dibujos de moda compuestos de bosquejos y diseños estilizados; ambos requerirán diferentes grosores de punta y de línea. Colorea las áreas de la base de la cara con el tono más claro. Prosigue con las áreas que requieren sombra (ojos, nariz, mentón) utilizando un tono medio de color piel. Luego colorea la vestimenta. Aplica dos o tres capas diferentes, comenzando con el color más claro. Asegúrate de que el color y el trazo de las líneas sea consistente. Trabaja de forma rápida para que los colores se mezclen mejor.

  4. 4

    Aplica profundidad en los dibujos arquitectónicos utilizando tres rotuladores en la misma línea de color. De nuevo, comienza con el tono más claro para dar luz. Aplica un tono medio gradualmente. Mientras esté fresco, mézclalos para que se esfumen. Aplica el tono más oscuro para dar sombra bajo los aleros, entradas o en los árboles. Utiliza la punta ancha para colorear el fondo o para rellenar áreas grandes; permite aplicar el color tan rápido como si fuera un pincel. Realiza movimientos circulares para que no queden rayas o colores planos.

  5. 5

    Utiliza la punta fina para hacer diseños punteados. Aplica este efecto como alternativa al efecto de las sombras esfumadas. Rellena un área con mucha cantidad de puntos cuando necesites dar más sombra. Utiliza la misma punta para la técnica de entramado. Muchas líneas paralelas ubicadas bien cerca crean un área oscura. Utiliza la punta fina para definir los bordes ásperos. Ilumina las áreas pequeñas coloreando varias capas de varios colores. Una vez que estén secos, aplica un tono claro; esto dará como resultado una superficie brillante en el dibujo.

  6. 6

    Para generar un contraste fuerte e intenso, trabaja con dos colores diferentes. Aplica los dos colores juntos para crear un impacto. Para realizar técnicas de esfumado, trata de encontrar compatibilidad de tonos. Experimenta con una capa de un color claro. Aplica un color por encima de otro para generar un nuevo efecto. Prueba con diferentes trazos. Aplica un color de forma vertical; mientras esté seco, agrega un tono medio del mismo color de forma horizontal. Practica la técnica de esfumado con un rotulador sin color. La tinta transparente a base de alcohol esfuma los colores y desdibuja las líneas.

  7. 7

    Realiza capas de colores. Comienza a usar un rotulador claro para la base del color del dibujo. Deja que el color se seque. Vuelve a aplicar el mismo color en algunas áreas para darle más intensidad al color. Aplica varias capas del mismo color en las áreas que necesiten sombra. Cuanto más color apliques, la segunda capa será mucho más oscura. Los tonos grises fríos agregan un efecto de volumen si los utilizas entre las capas de colores mientras están frescas. Mezcla dos colores compatibles para dar uniformidad.

  8. 8

    Deja algunas áreas en blanco para dar efecto de luz o para realizar efectos especiales de Manga o Shojo, como lágrimas o estrellas. Cuando al color esté completamente seco, también puedes utilizar un marcador blanco para iluminar áreas destacadas. Visita sitios web con tutoriales.

Consejos y advertencias

  • •Cuando utilices la punta ancha, inclínala para alcanzar áreas pequeñas.
  • •No dejes el rotulador apoyado sin moverlo, realiza un movimiento circular fluido
  • •Utiliza uno de los lados de la punta ancha como si fuera un bolígrafo de caligrafía para realizar líneas de grosor medio.
  • •Utiliza la punta más ancha para líneas medianas y muy gruesas. Gira la punta para tener un borde más largo.
  • •Utiliza la punta fina para líneas delgadas, para contornos, detalles pequeños y texturas.
  • •Limpia el rotulador sin color cada vez que lo uses.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles