¿Cómo puedo sacar el agua de mi transmisión?

Escrito por chris stevenson | Traducido por gerardo núñez noriega
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo puedo sacar el agua de mi transmisión?
La contaminación por agua puede tener efectos adversos en la transmisión automática. (breakage image by Rina from Fotolia.com)

Las transmisiones de nuestros vehículos nos llevan a donde tengamos que ir, sin contratiempos y eficientemente en la mayoría de los casos. Rara vez nos detenemos a pensar en la complejidad de los componentes de la transmisión, como las bandas, embragues, válvulas y engranajes. Tal parece que esperamos que la transmisión funcione sin problemas... hasta que ocurre algo drástico, cuando experimentamos los primeros signos de advertencia de un desempeño pobre y fallas. El líquido de la transmisión —la "sangre" del sistema, responsable de la apertura y cierre de válvulas bajo presión, el enfriamiento y la lubricación— se puede contaminar. El agua y otros contaminantes pueden disminuir la calidad del aceite, afectando así la delicada operación de la transmisión. Existe un remedio para proteger a la transmisión del agua, el cual cualquier persona puede realizarlo en su vehículo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gato hidráulico de piso
  • Soportes hidráulicos
  • Juego de dados
  • Llave de trinquete
  • Bandeja de drenaje
  • Paños
  • Destornilladores
  • Llave de la línea de combustible
  • Manual de reparaciones del propietario
  • Llave dinamométrica
  • Tubo de plástico transparente, de ½ pulgada (1,27 cm) de diámetro, 8 pies (2,45 metros) de largo)
  • Tapón de goma o perno pequeño
  • Abrazadera para manguera
  • Jarra de plástico transparente, de 2 o 3 galones (7,6 u 11,4 litros)
  • Aceite de transmisión
  • Embudo para la transmisión
  • Asistente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la palanca de velocidades del vehículo en la posición de aparcado o en neutral, con el freno de mano puesto. Usa un gato hidráulico de piso para levantar el frente del vehículo y coloca dos soportes hidráulicos bajo el marco frontal, uno junto a cada rueda. Usa el gato hidráulico para levantar la parte trasera del vehículo y coloca dos soportes hidráulicos bajo el marco, uno junto a cada rueda.

  2. 2

    Deslízate bajo el vehículo, con una bandeja para drenado, y localiza los pernos de montaje de la bandeja de transmisión. Si es necesario, usa una llave de carraca y dados para aflojar y remover los pernos en el escudo de calor o travesaño y así poder acceder a los pernos de la bandeja. Coloca la bandeja para drenado debajo de la transmisión y afloja y retira todos los pernos de la bandeja con una llave de carraca y dados. Inclina la bandeja para drenar todo el aceite. Limpia el interior de la bandeja de transmisión con un paño.

  3. 3

    Coloca la bandeja de transmisión contra la carcasa y atornilla los pernos a mano. Consulta tu manual de propietario para verificar la secuencia de atornillado y torque correctos. Generalmente, la secuencia comienza en el medio de la bandeja y progresa hacia el borde. Usa una llave dinamométrica para apretar los pernos a la presión correcta, ya sea en pies-libra o newton-metros. Busca la línea de enfriamiento de transmisión que está más abajo de la otra y síguela hasta el marco de la parte inferior del radiador.

  4. 4

    Si no estás seguro de la ubicación correcta de la línea de retorno de la transmisión, consulta el manual del propietario. Afloja la tuerca de la tubería de retorno del radiador con una llave de tubo de combustible y remueve la tubería tirando de ella. Inserta un tapón de goma o un perno pequeño en la abertura de la línea de retorno que va a la transmisión para evitar que gotee. Conecta el tubo de plástico transparente de ½ pulgada (1,27 cm) de diámetro en el extremo de la conexión de la línea de regreso del radiador.

  5. 5

    Fija una abrazadera alrededor del extremo de la línea de plástico y apriétalo con un destornillador plano. Coloca el otro extremo del tubo de plástico en el interior de un recipiente de plástico transparente, de 2 o 3 galones (7,6 u 11,4 litros).

  6. 6

    Quita la varilla de transmisión e inserta un embudo de transmisión en la apertura. Vierte al menos 4 a 5 cuartos de galón (3,8 a 4,7 litros) del aceite de transmisión recomendado por el fabricante en el embudo. Deja el embudo en la varilla. Pide a un ayudante que arranque del vehículo y déjalo correr a ralentí. Dile que mueva el selector de marchas a las distintas posiciones —"Drive", "Reversa", "Aparcamiento" y "Neutral"— lo cual abrirá las válvulas de presión de transmisión.

  7. 7

    Pide a tu ayudante que coloque la palanca de velocidades en "Aparcar" para dejar que la bomba de transmisión corra. Luego, pídele que coloque la palanca en "Neutral" si tienes un Chrysler, Hyundai, Mitsubishi o un vehículo nacional que tenga una transmisión Mitsubishi. Ve el color del líquido de la transmisión que entra en el recipiente de plástico, el cual estará sucio al comienzo. Cuando calcules que el recipiente de plástico se ha llenado con un cuarto de galón (1 litro) de aceite viejo, vierte otro cuarto de galón de aceite de transmisión nuevo en el embudo de la varilla. Repite el procedimiento de recarga a medida que el aceite viejo entre al contenedor de plástico.

  8. 8

    Observa el tubo de plástico transparente. El aceite de la transmisión eventualmente se tornará a un color rojo traslúcido a medida que el aceite viejo se drena. Si ves manchas traslúcidas en el fluido cuando se mueve dentro del tubo, eso quiere decir que tiene agua. Continúa rellenando el embudo de la varilla y observando el tubo de plástico hasta que ya no haya rastro de aceite sucio ni agua. Cuando sea así, pide a tu ayudante que apague el motor.

  9. 9

    Usa un destornillador de cabeza plana para remover el tubo de plástico de la conexión de la línea de retorno del radiador. Atornilla la línea de retorno de la transmisión en la boquilla del radiador a mano y luego apriétala con una llave de línea de combustible. Retira el embudo de la varilla y pide a tu asistente que arranque el motor. Revisa el nivel del aceite de la transmisión en la varilla. Usa el embudo para añadir más aceite de transmisión hasta que el nivel alcance la marca superior en la varilla.

  10. 10

    Usa el gato hidráulico para levantar el vehículo y retirar todos los soportes hidráulicos. Desecha el aceite de transmisión viejo de manera segura. Conduce el auto para probarlo. Vuelve a revisar el nivel de aceite en la varilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles