¿Cómo sacar el aire de las líneas hidráulicas?

Escrito por peter finnegan | Traducido por ramiro rementeria
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo sacar el aire de las líneas hidráulicas?
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un sistema hidráulico pasa fluido hidráulico a través de líneas de componentes que crean presión (cilindro maestro) a los componentes de salida o pistones que transfieren la presión para realizar la tarea requerida. Ejemplos de sistemas hidráulicos incluyen los frenos hidráulicos de vehículos de motor, los brazos de excavadoras y los sistemas de dirección de vehículos de motor. El aire en el sistema hidráulico hace que el sistema funcione ineficientemente o deje de funcionar. Los procedimientos para quitar el aire de los sistemas hidráulicos varían dependiendo de la maquinaria. Consulta el manual de funcionamiento de tu vehículo o equipo para obtener instrucciones específicas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Llaves de tuerca
  • Kit de sangrado de vacío hidráulico
  • Fluido hidráulico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira los paneles y las ruedas del vehículo o maquinaria para tener acceso a la válvula de sangrado de los componentes de salida hidráulica. Utiliza los elevadores, bloques y otros dispositivos de seguridad si quitas las ruedas.

  2. 2

    Conecta la manguera del kit de sangrado a la válvula de sangrado del componente de salida o del pistón.

  3. 3

    Llena el depósito de fluido hidráulico a su nivel máximo.

  4. 4

    Afloja la válvula de sangrado entre un cuarto de vuelta a una media vuelta.

  5. 5

    Acciona la bomba de vacío del kit de sangrado para sacar el fluido desde el depósito, a través de la línea hidráulica y el componente de salida hacia el recipiente de sangrado. Abre la válvula de sangrado más si te encuentras con una fuerte resistencia en el drenado del fluido.

  6. 6

    Aprieta la válvula de sangrado para evitar el bombeo de aire nuevo en el sistema al devolver la bomba a la posición original.

  7. 7

    Repite los pasos 4 a 6 hasta que por lo menos una media taza de líquido ha sangrado a través del sistema. Llena el depósito hidráulico a medida que trabajas para asegurarte de que no caiga por debajo de su marca mínima.

  8. 8

    Prueba el sistema mediante la compresión del pedal de freno varias veces. Si lo sientes esponjoso u ofrece poca resistencia, sangra la línea un poco más.

Consejos y advertencias

  • Evita el contacto del fluido hidráulico en los ojos o la piel. Evita salpicaduras en las superficies pintadas. Lee la etiqueta de la botella de fluido hidráulico para el manejo y las instrucciones de eliminación y para saber qué hacer en caso de contacto con los ojos o la piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles