¿Cómo sacar el moho de los zapatos?

Escrito por laure justice Google | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo sacar el moho de los zapatos?
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

No es para nada divertido encontrarte con que tus zapatos favoritos tienen una capa de moho sobre ellos. Si bien no tienes que deshacerte de ellos, tampoco tienes que caminar por ahí con cosas crujientes en tus pies. Comprueba la etiqueta dentro de los zapatos para conocer el material antes de empezar con la limpieza. Los zapatos de cuero deben ser limpiados de manera diferente que los zapatos hechos con fibras sintéticas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Máscara de pintor
  • Cepillo de cerdas suaves para zapatos
  • Periódico
  • Botella con rociador
  • 1/2 taza de alcohol
  • 1/2 taza de agua
  • 2 o 3 trapos limpios de algodón blanco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Limpieza de moho para zapatos de cuero

  1. 1

    Coloca la máscara de pintor sobre tu nariz y boca. Es probable que no te guste como te queda la máscara, pero tus pulmones te lo agradecerán. Asegúrate de que la máscara quede ajustada contra tu cara para que no inhales las esporas del moho al limpiar los zapatos.

  2. 2

    Lleva los zapatos hacia afuera y frota toda la superficie con el cepillo para aflojar las esporas de moho. Va a ser un poco incómodo, pero frota la superficie interna también. Sólo tienes que hacer una especie de giro y rotar el cepillo para llegar a la zona donde van los dedos del pie.

  3. 3

    Extiende el periódico para proteger tu mesa o el suelo y pon los zapatos sobre él.

  4. 4

    Llena la botella con el alcohol y el agua. Prueba el rociador rápidamente para asegurarte de que está listo para ser usado.

  5. 5

    Rocía toda la superficie de los zapatos con moho utilizando la botella con el alcohol y agua; rocía dentro y fuera del zapato. Deja que la mezcla de alcohol y agua penetre en los zapatos durante unos 10 minutos.

  6. 6

    Envuelve un paño suave alrededor de tu mano y mételo todo dentro del primer zapato. Seca el exterior del zapato con un segundo paño. Presiona con bastante fuerza cuando limpies los zapatos y reemplaza la tela si se empieza a ensuciar mucho.

  7. 7

    Pon los zapatos en un lugar bien ventilado para que se sequen. Revisa que no tengan señales de moho una vez que estén completamente secos. Si encuentras señales de moho, repite el proceso para asegurarte de que se haya ido completamente antes de volver a usar los zapatos.

Consejos y advertencias

  • Si tus zapatos están hechos de un material lavable, mételos en la lavadora con un detergente fuerte para ropa. También agrega una taza de vinagre blanco en el ciclo de enjuague.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles