Cómo sacar una moneda de una oreja

0
Ha sido de ayuda

Si alguna vez necesitas mantener entretenidos a niños pequeños durante unos minutos, o simplemente te interesa aprender trucos de magia, entonces querrás aprender algunos trucos sencillos para añadir a tu repertorio. Uno de los trucos más viejos y populares consiste en sacar una moneda de la oreja de un observador. Incluso tras pocos minutos de práctica, puedes aprender este sencillo truco, y entretener niños con facilidad.

coin toss image by John Sfondilias from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Paso 1

Coloca la moneda en tu mano derecha y envuélvela con la palma, de manera que puedas sujetarla y a la vez mover los dedos. Esto se llama "empalmar la moneda", y es una habilidad esencial para los trucos de magia como este.

Paso 2

Muéstrale a la audiencia tus manos, con las palmas hacia abajo. Como estás sujetando la moneda en tu mano derecha con la palma, puedes extender tus dedos, dando la ilusión de que no estás sujetando nada.

Paso 3

Mueve tu mano hasta la oreja de un espectador y saca la moneda de allí. A medida que mueves la mano, desliza la moneda de tu palma a la punta de tus dedos, dejándola descansar visiblemente entre éstos. Cuando saques la mano de detrás de la oreja de la persona, muestra a la audiencia la moneda que antes no pudieron ver.

Paso 4

Regresa la moneda detrás de la oreja de la persona, o hazla desaparecer por completo, sacudiendo tu mano libre por sobre la mano que sujeta la moneda. Puedes empalmarla o sujetarla entre dos dedos, de manera que cuando levantes la mano, con la palma mirando la audiencia, no puedan ver la moneda.

Paso 5

Una forma alternativa de realizar este truco es colocando la moneda en el hombro de un espectador sin que se dé cuenta. Cuando alcances su oreja, saca la moneda del hombro y muéstrasela a la audiencia.

Consejos y advertencias

  • La prestidigitación, no la velocidad, es la clave para estos trucos de magia. La precisión y la técnica harán más para desviar la atención de la audiencia de la moneda. Si realizas muy rápido los movimientos de mano, puede que sueltes la moneda o reveles accidentalmente su ubicación antes del momento de la revelación.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente