Sal de Epsom en el agua para bañar a los niños

Escrito por danielle hill | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sal de Epsom en el agua para bañar a los niños
La sal de Epsom es ideal para espolvorearla en un baño caliente. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

La sal de Epsom, también conocida como sulfato de magnesio, ha servido durante mucho tiempo como un bálsamo calmante que se disuelve en el agua del baño y es apropiada tanto para adultos como para niños. Un baño en las sales disueltas está destinado típicamente a relajar los músculos tensos o doloridos. Además, los baños de sal de Epsom se pueden usar para aliviar los síntomas de la psoriasis, suavizar la piel o incluso para restaurar los niveles internos de magnesio y sulfato del cuerpo. Una aplicación recientemente descubierta es la cualidad relajante de la sal de Epsom para muchos niños que tienen autismo.

Otras personas están leyendo

Lineamientos generales para niños

Lee las instrucciones en el paquete de sal de Epsom antes de echarla al baño. Regularmente, la dosis indicada para un adulto o un niño mayor de 6 años es alrededor de dos tazas en una bañera llena, para baños de hasta 30 minutos a la vez. En la mayoría de los casos, la sal de Epsom no se recomienda para niños menores de 6 años. Aunque la solución de sal no es necesariamente perjudicial en sí misma, su ingestión accidental puede causar diarrea repentina o efectos secundarios más graves. Si estás embarazada o amamantando, consulta con tu médico antes de usar la sal en el baño de tu niño.

Aplicaciones generales

Si tus niños han estado jugando mucho todo el día, añadirle un poco de sal de Epsom a su baño por la noche es una buena manera de animarlos a relajarse mientras se calman todos los músculos tensos. Un baño de sal de Epsom también es útil para aliviar síntomas de la psoriasis, como la piel escamosa o inflamada, que puede conducir a la timidez o a la ansiedad social, especialmente entre los adolescentes y preadolescentes.

Aplicaciones especializadas

Si tu hijo tiene autismo o una deficiencia de sulfato, tomar baños regulares con sal de Epsom puede mejorar la salud en general al restaurar el sulfato. El ion es absorbido directamente a través de la piel de modo que puede entrar en la sangre y comienza a ayudar a los riñones y al sistema digestivo. A pesar de que la evidencia de la ayuda de la sal de Epsom con respecto al autismo es en gran parte anecdótica, los individuos que tienen autismo típicamente tienen niveles bajos de sulfato. Según el Dr. James B. Adams, de la Universidad de Arizona, ya que los baños no son invasivos y no conllevan riesgos, muchos médicos recomiendan que los padres de los niños que tienen autismo intenten probarlos.

Factores adicionales

Aunque la sal de Epsom es excelente para la psoriasis, puede agravar algunas enfermedades de la piel. Consulta con tu médico antes de rociar toda la sal en el agua del baño si tu hijo tiene alguna llaga o herida abierta, signos de infección o inflamación. Revisa si tienes sal de Epsom pura o sales de baño especialmente mezcladas. Esto último puede ser infundido con varias fragancias, aceites u otros materiales, lo que puede causar irritación o incluso una reacción alérgica si tu niño tiene la piel sensible.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles