DESCUBRIR
×

Cómo saber si el salami está en mal estado

Actualizado 21 febrero, 2017

La costumbre de elaborar salami comenzó hace más de 2.000 años en Grecia y Roma para preservar la carne de cerdo. Con los años, las recetas de salami han llegado a incluir carnes rojas, aves de corral, o una mezcla de éstas con especias. Aunque el salami fue creado como una manera de poder conservar la carne, ésta no se conserva indefinidamente. Independientemente del tipo de salami que uses, examínalo para asegurarte de que no se haya echado a perder antes de consumirlo.

Instrucciones

John Foxx/Stockbyte/Getty Images
  1. Mira el paquete. Los paquetes hinchados indican que el salami probablemente se haya echado a perder.

  2. Huele el salami. Si el olor es repulsivo o nauseabundo se ha echado a perder.

  3. Observa su consistencia. Debes desechar el salami cocido con una textura viscosa.

  4. Corta el salami el rodajas si no está cortado ya. Si el salami cocido tiene moho verde, azul y rojo en la carne, no lo comas. Si está curado tendrá algo de moho en la cubierta. Sin embargo, debes desechar el embutido curado con moho rojo.

  5. Toca los bordes de la rodaja. Si la presionas por los bordes y la carne no cede, el salami se ha puesto demasiado seco para comerlo. Además, si los bordes del salami cocido han adquirido un color marrón oscuro, desecha el embutido.

Advertencias

  • Nunca consumas salami cuya fecha de validez haya vencido.

Necesitarás

  • Salami
  • Cuchillo
  • Tenedor