Cómo hacer salsa de maní asiática

Escrito por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La salsa de maní asiática es una maravilla. Utilizando las cantidades correctas de jengibre y ajo, esta adictiva salsa es un agregado de último minuto para freír; luego la mezcla se coloca sobre el arroz o los fideos y se sirve caliente. Incluso los niños que aman la mantequilla de maní querrán probarla. Agrégale semillas de chile o salsa picante (la salsa tailandesa caliente es deliciosa) si quieres darle un sabor explosivo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • ¾ taza de mantequilla de maní natural
  • ¼ taza de caldo de pollo o agua o agua de caldo
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de jengibre recientemente pelado y picado
  • 1 cucharada de ajo recientemente pelado y picado
  • 2 cucharaditas de semillas de chile (o a gusto)
  • 1 cucharada de tamari o salsa de soja
  • Cebollas verdes o cebollines frescos cortados (opcional)
  • Salsa picante tailandesa para esparcir al final (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la mantequilla de maní, el caldo, el vinagre de arroz, el jengibre, el ajo, el chile y el tamari o salsa de soja dentro de la licuadora.

  2. 2

    Mezcla todo muy bien y prueba el sabor del vinagre y las especias. También su textura, la cual no debe ser ni muy espesa ni muy blanda.

  3. 3

    Decide qué es lo que debes agregarle. ¿Necesita más sabor?, añádele un poco de vinagre. ¿Necesita más picante?, agrégale una cucharada más de chile. ¿Necesita más ajo o jengibre?, pica un diente de ajo y un poco más de jengibre. ¿Necesita más líquido?, añádele un poco más de caldo e incluso más salsa de soja si necesitas un poco más de sal. La salsa que es demasiado blanda se puede espesar con la mantequilla de maní.

  4. 4

    Vuelve a mezclar todo muy bien y prueba la salsa. Colócala sobre la sartén y ponla a cocinar por lo menos durante cinco minutos después de poner a saltear los vegetales, el tofu, la carne o la mezcla de los mismos y mueve todo con cuidado.

  5. 5

    Vierte la mezcla sobre el arroz o los fideos, espolvoréala con cebolla verde o cebollín picado y disfruta el platillo. Para quienes les gusta el sabor muy picante pueden añadirle un poco de salsa tailandesa caliente sobre la parte superior del plato. Los restos de la salsa de maní se pueden almacenar dentro del refrigerador en un recipiente hermético por un máximo de dos semanas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles