Cómo hacer salsa para pastas con tomates frescos

Escrito por kristy robinson Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer salsa para pastas con tomates frescos
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Agregarle una dulce y sabrosa salsa de tomate a un plato de pasta hará la diferencia entre una cena para recordar y una para nada memorable. Deja de lado la insulsa salsa para pastas comercial y prepara tu propia sabrosa salsa usando tomates maduros y frescos. Su cocción no te llevará más tiempo que la cena que estés preparando y tu familia estará encantada con su sabor. Al hacerla tú mismo controlarás la textura y la consistencia, de modo que podrás estar seguro de obtener la mezcla perfecta aun para los miembros más exigentes de tu familia.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 libras (907,18 g) de tomates frescos
  • 1 onza (28,34 g) de mantequilla
  • Una olla grande con tapa
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 taza de champiñones cortados, opcional
  • 1/2 taza de pimientos verdes picados, opcional
  • 1/2 taza de pimientos rojos asados y picados, opcional
  • 1/2 taza de calabacines picados, opcional
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de orégano, opcional
  • 1/2 cucharadita de albahaca, opcional

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pela, corta y retira todas las semillas de los tomates. Déjalos a un costado.

  2. 2

    Derrite la mantequilla a temperatura media-baja en la olla grande.

  3. 3

    Agrega los tomates y la sal a la olla y cúbrela con la tapa. Cocina por 5 minutos.

  4. 4

    Agrega el azúcar y revuelve hasta que esté bien mezclada. Añade las verduras frescas que hayas decidido usar. No tienes que incluir verduras si no lo deseas o puedes usar todas, si lo prefieres.

  5. 5

    Cubre la cacerola parcialmente con la tapa y permite que la mezcla continúe su cocción durante 30 minutos, revolviendo de vez en cuando. La salsa se espesará y los tomates se volverán suaves y pastosos. Si deseas una consistencia más blanda, deja que la salsa siga cocinándose y contrólala cada cinco minutos hasta que haya alcanzado la textura deseada.

  6. 6

    Agrega la pimienta y los condimentos deseados, como la albahaca u orégano, y sírvela sobre tu pasta favorita.

Consejos y advertencias

  • Experimenta con diferentes variedades de tomate, incluidas las variedades roma o bistec, para conseguir diferentes sabores en tu salsa de tomate.
  • La salsa se puede guardar en el refrigerador, congelarla hasta por un año o almacenarla en conserva para usarla en el futuro.
  • No la cocines demasiado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles