La salud del corazón obtiene una sacudida de una taza de café

Escrito por sarah bahari | Traducido por georgina velázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Esta bebida ubicua de la mañana puede beneficiar tu corazón

La salud del corazón obtiene una sacudida de una taza de café
El café está lleno de antioxidantes, lo que significa que tu taza de "levántate-y-vete" por la mañana podría mantener tu motor en marcha durante mucho más tiempo de lo que pensabas. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Muchas personas no se dan cuenta de que el café es la principal fuente de antioxidantes en su dieta.

— Dr. Donald Hensrud, presidente de medicina preventiva, ocupacional y aeroespacial de la Clínica Mayo

Adelante ... toma esa segunda taza de café. La investigación ha encontrado que el café ofrece una larga lista de beneficios potenciales para la salud, incluyendo la posibilidad de reducir el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón, enfermedad de Parkinson, cirrosis del hígado e incluso Alzheimer. ¿Por qué? La respuesta puede estar en el ejército de antioxidantes que el café contiene. "Muchas personas no se dan cuenta de que el café es la principal fuente de antioxidantes en su dieta", afirmó el doctor Donald Hensrud, presidente de medicina preventiva, ocupacional y aeroespacial en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

La investigación

Numerosos estudios han demostrado que el café es bueno para el corazón. El estudio de la Salud de la Mujer de Iowa, un estudio en curso desde mayo de 2011, sigue 27.000 mujeres de edad de 55 a 69. En ese estudio, los investigadores de la Universidad de Minnesota encontraron que las mujeres que bebían entre una y tres tazas de café al día reducen el riesgo de enfermedad cardiaca en un 24 por ciento en comparación con aquellas que se abstienen de beber café.

En un estudio realizado en la Universidad Autónoma de Madrid en España, los investigadores siguieron a 129.000 hombres y mujeres mayores de 20 años y encontraron que los participantes del estudio que consumieron varias tazas de café al día tenían menos probabilidades de morir por enfermedad cardíaca que aquellos que no bebieron ninguna. Entre las mujeres que tomaron parte en el estudio, aquellas que bebían de cuatro a cinco tazas al día tenían 34 por ciento menos propensión a morir por enfermedad cardíaca que las mujeres que no bebían café. Los hombres que bebían cinco tazas eran 44 por ciento menos propensos a morir por enfermedad cardíaca que los hombres que no bebían café.

De mayor importancia aparente, sin embargo, se observa una disminución general en la tasa de mortalidad de los participantes consumidores de café.

Según un artículo publicado por NewScientist.com, los investigadores observaron que el mismo grupo de mujeres que beben café experimentaron 26 por ciento menos de muertes por cualquier causa durante el período del estudio, y hubo 35 por ciento menos de muertes por cualquier causa entre los mismos hombres del grupo bebiendo café.

Los informes de las conclusiones del estudio aparecieron durante el verano de 2008. En ese momento, Esther López-García, epidemióloga de la Universidad Autónoma y el líder del estudio, advirtió en cuenta las conclusiones hasta que la investigación adicional se llevó a cabo.

Los investigadores todavía están tratando de determinar exactamente por qué el café podría ser beneficioso, pero parece que los antioxidantes pueden ayudar a bloquar la inflamación y limitar el daño celular, los cuales están asociados con la enfermedad cardiovascular, afirma Hensrud.

Los antioxidantes del café son conocidos como polifenoles y también se encuentran en las frutas, las verduras, el vino tinto y el chocolate. Un estudio de 2005 encontró que los estadounidenses reciben más antioxidantes del café que de cualquier otra fuente.

¿Cuánto?

Un número mágico no existe, dicen los médicos, pero los beneficios del consumo de café parecen disminuir después de seis tazas. Eso no significa que todo el mundo debería engullir seis tazas al día, informa el Dr. John P. Higgins, cardiólogo y profesor asistente de medicina en la Universidad de Texas Medical School en Houston. En un estudio reciente, Higgins encontró que más de 200 miligramos de cafeína, la cantidad encontrada en unas dos tazas de café, puede hacer que el ritmo cardíaco se acelere y la presión de la sangre se eleve.

"No hay nada malo con el café con moderación", explica Higgins. "Pero el exceso de cafeína puede tener efectos adversos, incluso en personas jóvenes y sanas."

La cafeína puede perturbar el sueño, ya que bloquea la liberación de adenosina, un químico que se cree indice el sueño, afirma el Dr. Richard Castriotta, director médico del Centro de Trastornos del Sueño en el Hospital Memorial Hermann de Houston. Algunos están más afectados que otras, con la vida media del efecto de una taza de café promedio de tres a siete horas. Algunas personas se ven afectadas por hasta 14 horas.

"Vemos que las personas que sufren insomnio quedan atascadas en un círculo vicioso", explica Castriotta, quien también es profesor de medicina en el Centro de Salud y Ciencia de la Universidad de Texas en Houston. "Necesitan cafeína para funcionar durante el día, pero interrumpe su ciclo de sueño por la noche."

Castriotta recomienda a los pacientes que sufren de insomnio evitar toda la cafeína. Una vez que el problema se resuelva, aconseja lentamente reintroducir la cafeína, para determinar si fue lo que causó el insomnio.

Los adolescentes forman otro grupo que podría ser más susceptible a los efectos negativos de la cafeína, tales como irritabilidad o insomnio. "Si los niños están bebiendo café todo el tiempo en lugar de leche y agua podría ser un problema", afirma Hensrud.

Cambio de la Ciencia

Si tienes dificultades mantenerte al día con el último veredicto sobre el café, no estás solo. Durante años, el café se relacionó con las tasas más altas de cáncer de páncreas, enfermedad cardíaca y la presión arterial alta.

¿Por qué el cambio repentino? Los médicos e investigadores citan varias razones.

"La medicina, especialmente ciencia de la nutrición, está cambiando constantemente a medida que aprendemos más", afirma Hensrud.

El café es particularmente complejo, explica, ya que contiene cientos de compuestos diferentes, algunos de los cuales (como antioxidantes) son beneficiosos. Algunos, sin embargo, no lo son. Y diferentes personas metabolizan la misma sustancia de manera diferente. Además, Hensrud añade, a principios de la investigación no siempre se tienen en cuenta los comportamientos de alto riesgo, tales como beber y fumar, que a menudo van de la mano con el consumo excesivo de café.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles