La salud de la próstata y el zinc

Escrito por stephen christensen Google | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La salud de la próstata y el zinc
El zinc es un factor importante para la salud prostática. (Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

La glándula prostática es un órgano del tamaño de una nuez ubicado en la base de la vejiga en los hombres. La uretra, que es el conducto que vacía la vejiga de orina, está situada en el medio de la próstata. Cuando un hombre envejece, su próstata se agranda, generalmente apretando la uretra e interfiriendo con su micción. La próstata también es un lugar donde se manifiesta el cáncer. De hecho, de acuerdo con la American Cancer Society, el cáncer de próstata es la segunda malignidad más popular en los hombres de los Estados Unidos. El zinc juega un papel integral en la salud de la próstata, pero aún no se han definido claramente los niveles óptimos de ingesta de zinc.

Otras personas están leyendo

Una próstata sana

Probablemente el zinc participe en más procesos metabólicos donde medien las encimas que cualquier otro mineral y las células de una próstata sana acumulen más zinc que cualquier otro tejido del cuerpo. Según un artículo de 1998 publicado en Prostate, sus altas concentraciones en las células de la próstata inhiben la actividad de una enzima que normalmente canaliza el citrato dentro de la producción de energía intracelular. Las células de una próstata sana secretan el citrato que no se usa al líquido seminal, donde es utilizado por el esperma hambriento de energía.

Agrandamiento de la próstata

Los motivos del agrandamiento de la próstata en hombres mayores son controvertidos, pero la mayoría de los investigadores concuerdan en que las hormonas juegan un papel importante. El proceso implica una serie de cambios fisiológicos que culminan en una condición llamada hiperplasia prostática benigna, o BPH (según sus siglas en inglés). Cuando el hombre envejece, los niveles sanguíneos de testosterona decaen, al igual que los niveles de zinc. Paradójicamente, al disminuir las concentraciones de zinc prostático, la 5-alfa reductasa, una enzima que convierte la testosterona en dihidrotestosterona, se vuelve más activa. La DHT estimula a las células de la próstata a que crezcan y se dividan, entonces por más que los niveles de testosterona se reduzcan en los hombres de edad, los niveles del incremento gradual de DHT dentro de la próstata hacen que el órgano se agrande. Otras hormonas, como la prolactina, también hacen lo suyo. La BPH no está necesariamente asociada con el cáncer de próstata.

Cáncer de próstata

Cuando las células de la próstata se tornan cancerosas, pierden su capacidad de concentrar zinc y dejan de segregar citrato. Puesto que el citrato no se sigue segregando en el semen, se convierte en una fuente de energía para el crecimiento del tumor. Algunos investigadores creen que esta característica podría servir como "biomarcador" para una malignidad temprana. Al medir los niveles de citrato en muestras de semen, los médicos podrían detectar el cáncer de próstata -y su virulencia- con mucha mayor antelación. Esto añadiría una valiosa información a los métodos que utilizan los doctores en su búsqueda de cáncer de próstata.

Dosis incierta

Según un artículo de 1996 de Nutrition, la deficiencia de zinc prevalece en todo el mundo, incluyendo los Estados Unidos. Los investigadores de este estudio demostraron que los suplementos de zinc a hombres mayores marginalmente deficientes estaban asociados con un incremento en la producción de testosterona. A la inversa, la restricción dietaria de zinc en hombres jóvenes derivó en una disminución de los niveles del suero de testosterona. Parecería ser que el zinc dietario juega un papel importante en modular los niveles de testosterona, que consiguientemente regula la absorción del zinc prostático. A su vez, la absorción de zinc influye sobre la salud de la próstata. Sin embargo, aún no se ha determinado la dosis diaria óptima de zinc. Un estudio de 2003 publicado en el Journal of the National Cancer Institute afirma que el riesgo de un cáncer de próstata avanzado se incrementa con dosis de zinc de más de 100 mg por día o con suplementos de zinc durante más de 10 años. El equipo de investigadores cuestionó si los contaminantes -especialmente el cadmio- en los suplementos comercialmente disponibles de zinc podrían haber contribuido a esta observación.

Tratamiento

Resulta difícil decidir qué dosis de zinc es segura, particularmente cuando los nutricionistas y otros científicos no pueden ponerse de acuerdo en cuál sería la dosis óptima. Por un lado, el zinc parece jugar un rol vital en la salud de la próstata, y dada la difundida prevalencia de la deficiencia de zinc, podría parecer prudente tomar dosis como suplemento. Por otra parte, las dosis excesivas podrían incrementar tu riesgo de contraer cáncer de próstata. Según la Clínica Mayo, la tolerancia dietaria recomendada para adultos es de 15mg de zinc por día. El gluconato de zinc puede contener niveles más bajos de cadmio que los suplementos que contienen sulfato de zinc o quelantes aminoácidos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles