Cómo sanar un dedo gordo del pie infectado

6
Ha sido de ayuda

Un dedo gordo del pie infectado puede ser causado por una infección micótica o una uña encarnada. Las infecciones de los dedos del pie normalmente no son peligrosas, a menos que tengas diabetes, un trastorno inmunológico, problemas circulatorios o una infección por estafilococos resistentes a los antibióticos. Los dedos gordos del pie infectados suelen ser muy dolorosos, hinchados, rojos y llenos de pus. Deberías recibir tratamiento médico si tu infección no parece estar mejorando después de unos días.

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Determina si la infección se debe a un hongo o a una uña encarnada. Los síntomas de ésta son hinchazón, dolor y enrojecimiento con una infección en la esquina de la uña del pie. Este tipo de infección generalmente se producirá después de que recientemente has recortado o escarbado en la esquina de tu uña. Evita las uñas encarnadas en el futuro mediante el recorte de las uñas en forma recta. Una infección de las uñas por hongos se verá amarilla y se llenará de pus. El lecho ungueal completo puede ser descolorido. Con una infección de hongos, tu uña empieza a engrosar, volviéndose frágil y quebradiza.

Paso 2

Remoja tus pies en agua tibia y jabonosa durante 15 minutos diarios. El agua jabonosa ablandará la piel y si la uña está creciendo debajo de la piel, puedes hacer que la uña se desplace. Después que tu piel esté más suave, cualquier pus o hinchazón puede descender también.

Paso 3

Utiliza un ungüento antibiótico triple sobre el dedo del pie infectado o una infección micótica. Sigue las instrucciones para el uso sobre el envase, aplicando el ungüento la cantidad máxima de veces al día.

Paso 4

Usa un aerosol antihongos o crema que puedes comprar sin receta para tratar la afección. Si la crema no cura el hongo de la uña, pídele a tu médico que te recete un medicamento antimicótico oral.

Paso 5

Use sandalias despuntadas durante unos días para que tus dedos de los pies puedan estar expuestos al aire libre y secarse. Los calcetines y zapatos, a veces pueden crear un ambiente húmedo y oscuro donde los hongos pueden crecer más fácilmente.

Paso 6

Mantén tus pies secos y si es necesario usa calcetines y zapatos, cámbialos varias veces al día.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente