Cómo sanar el esófago luego del reflujo de ácido

Escrito por katie duzan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El reflujo de ácido es mucho más que simple acidez o ardor en la garganta. Este ácido penetra en el esófago y daña las paredes internas, causando inflamación y deterioro. Si estos daños no se tratan, pueden conducir eventualmente a una enfermedad grave como el esófago de Barrett, que muchas veces resulta precancerosa. Para evitar estas complicaciones, es importante tratar y sanar el esófago para prevenir un mayor deterioro.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Medicamentos PPI (por sus siglas en inglés)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prueba con un cambio en tu dieta. Evita aquellos alimentos que desencadenen la excesiva producción de ácido como el chocolate, el tomate, el café, la comida picante y los cítricos. Los alimentos grasos tienen el mismo efecto, trata de no consumirlos. Para reducir la producción de ácido, sigue una dieta rica en carbohidratos complejos, como panes, cereales y pastas. Estos alimentos evitan que el ácido estomacal suba hacia el esófago.

  2. 2

    Presta atención a tus hábitos poco saludables. La cafeína y la nicotina promueven la superproducción de ácido estomacal. El consumo de alcohol no lo hace, pero sí relaja el esfínter esofágico y agrava el daño al permitir que una mayor cantidad de ácido ingrese al esófago.

  3. 3

    Pierde peso. El exceso de peso ejerce presión sobre tu estómago, lo que produce un ascenso de ácido hacia el esófago y causa más deterioro.

  4. 4

    Piensa en pequeño. Come menos cantidad de comida, con mayor frecuencia. Poca comida en tu estómago ocupa menos volumen. La producción de ácido estomacal está directamente relacionada con la cantidad de comida. Si los niveles de ácido se mantienen bajos, hay menos chances de que asciendan al esófago.

  5. 5

    Toma medicación. Una vez que el daño esta hecho, los remedios caseros tradicionales no alcanzan para reparar el deterioro en el esófago. Un estilo de vida saludable previene los futuros daños, pero no puede remediar lo ocurrido. Los medicamentos de venta libre, como los antiácidos y los de suspensión oral, también son preventivos pero no sanan. Los inhibidores de la bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés) actúan para reparar los daños causados y prevenir los que puedan ocurrir en el futuro. El Prilosec es el único PPI que se puede conseguir sin prescripción. Muchos médicos trabajan con PPIs de venta bajo receta en dosis más fuertes que las del Prilosec para sanar los daños producidos en el esófago.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles