¿Por qué sangro durante el embarazo?

Escrito por barbara diggs | Traducido por adriana torossian
¿Por qué sangro durante el embarazo?

Existen muchas razones por las cuales una mujer puede sangrar durante la gestación y no todas ellas están relacionadas con el embarazo en sí.

embarazada image by federico igea from Fotolia.com

Hay pocas cosas más preocupantes durante el embarazo que ver sangre. Sin embargo, no hay necesidad de asustarse. Existen muchas razones por las cuales una mujer puede sangrar durante la gestación y no todas ellas están relacionadas con el embarazo en sí. Según la Asociación Estadounidense del Embarazo, de un 20 a un 30% de las mujeres experimentan algún tipo de sangrado al principio del embarazo. El 50% desarrollan embarazos saludables.

Otras personas están leyendo

El sangrado por implantación

Algunas mujeres despiden unas gotas de sangre de color rosado o marrón cuando el óvulo fecundado se implanta en la pared uterina, y por lo general, esto sucede alrededor de 6 a 12 días después de la concepción. Esto se llama sangrado por implantación. Se produce porque cuando el óvulo se implanta dentro del útero, puede romper algunos vasos sanguíneos de la madre provocando la secreción de pequeñas cantidades de sangre. Cuando esto ocurre, este sangrado puede durar desde unas horas hasta unos pocos días.

Irritación del cuello uterino

Durante el embarazo, el suministro de sangre al cuello uterino se incrementa, por lo cual tiene mayor sensibilidad y una mayor propensión a sangrar. Es posible que notes manchas de sangre debido a la irritación del cuello uterino tras la realización de un análisis de Papanicolaou, un examen vaginal interno o después del coito. El sangrado por esta causa no es generalmente algo para preocuparse, siempre y cuando sea ligero y no esté acompañado por calambres.

Sangrado y hematoma subcorial

A veces al principio del embarazo, se acumulan coágulos de sangre o sangre en la membrana externa del feto ("corion"), ubicada justo al lado de la placenta en desarrollo. Esto puede ocasionar un sangrado, a veces muy intenso. Normalmente, la sangre o coágulos inofensivos se reabsorben. Sin embargo, si el sangrado o coágulos son lo suficientemente grandes, pueden causar que la placenta rompa la pared uterina, lo que provocará la pérdida del embarazo. No hay un tratamiento uniforme para los hematomas subcoriales: algunos médicos aconsejan a la madre que descanse y se abstenga de tener relaciones sexuales, y se le prescriben algunos diluyentes de la sangre, como Lovenox o Heparina. De acuerdo con Justmommies.com, del 97 a 99% de las mujeres con una hemorragia subcorial llegan a tener embarazos saludables, aunque tienen mayor riesgo de sufrir un desprendimiento de la placenta más adelante en el embarazo.

Pérdida del embarazo

El sangrado también puede ser un signo de una inminente pérdida del embarazo, sobre todo al principio. Si una mujer está sangrando de color rojo brillante y experimenta calambres o despide tejidos, hay una buena probabilidad de que esté experimentando o a punto de experimentar una pérdida del embarazo. La Asociación Estadounidense del Embarazo informa que del 15 al 20% del total de embarazos terminan en pérdidas, y la mayoría ocurre durante las primeras 12 semanas. La mayoría de los abortos involuntarios ocurren porque había algún problema con el feto en desarrollo, y no son causados por alguna acción de la madre.

Embarazo ectópico

En ocasiones, el óvulo fecundado se implanta en un lugar diferente del útero, con mayor frecuencia en las trompas de Falopio. Cuando esto sucede, el sangrado puede ocurrir, acompañado por cólicos y un dolor abdominal severo. Por desgracia, si se diagnostica un embarazo ectópico, no hay otra opción que ponerle fin al embarazo.

Problemas de placenta

El sangrado durante el segundo y tercer trimestre suele ser causado por problemas en la placenta como el desprendimiento o la placenta previa. El desprendimiento de la placenta ocurre cuando la placenta se desprende la de la pared uterina. Los síntomas son el sangrado y el dolor de estómago. Este problema afecta a sólo el 1% de las mujeres embarazadas y por lo general ocurre durante las últimas 12 semanas de embarazo. Un problema más común es la placenta previa, la cual ocurre cuando la placenta cubre el cuello uterino, ya sea parcial o totalmente. Esta es una condición seria que puede poner en riesgo tu embarazo, si se produce un sangrado. Si te han diagnosticado con placenta previa y tienes hemorragia, debes consultar a tu médico inmediatamente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media