¿Qué es una sartén eléctrica?

Escrito por rachel lovejoy Google | Traducido por sherman smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es una sartén eléctrica?
Una sartén eléctrica es un dispositivo autónomo utilizado para cocinar los alimentos sin un hornillo u otra fuente de calor. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una sartén eléctrica es un dispositivo autónomo utilizado para cocinar los alimentos sin un hornillo u otra fuente de calor. A diferencia de una sartén estándar de hornillo u otra sartén, una sartén eléctrica está equipada con un elemento de calefacción incorporado, un control de ajuste de calor, una tapa, y un cable de alimentación desmontable, y se puede utilizar para la preparación de muchos tipos diferentes de alimentos.

Otras personas están leyendo

Características de una sartén eléctrica

Una sartén eléctrica básica se compone de todas las partes necesarias para la preparación de alimentos sin la necesidad de una fuente de calor externa. Un elemento de calentamiento eléctrico está integrado en la parte inferior de la sartén, controlado por una unidad de ajuste de temperatura que se enchufa a una toma de corriente situada ya sea en el costado o en la parte frontal de la bandeja. Esta unidad consiste en un disco de control de ajuste con una luz piloto, una sonda de metal que se conecta a la toma de corriente y un cable que se conecta a una toma de corriente de pared. La sartén se levanta de un mostrador o superficie de una mesa con cuatro patas lo suficientemente altas como para que no se sobrecaliente la superficie sobre la que se coloca, y tiene dos manijas en dos lados para un fácil manejo. Las tapas de la sartén eléctrica están hechas de un vidrio templado transparente o de aluminio con ventilación que a menudo están disponibles en colores a juego con la decoración de una cocina. Las sartenes de hoy se fabrican con superficies antiadherentes que hacen que cocinar y limpiar sea más fácil, con muchas unidades totalmente sumergibles.

Tipos de sartenes

Las sartenes eléctricas están disponibles en una amplia gama de formas y tamaños para adaptarse a todas las necesidades de cocina, desde unidades pequeñas que miden sólo 6 pulgadas (15 cm) de ancho y orientadas para cocinar para una o dos personas, a grandes sartenes que miden hasta 16 pulgadas (40 cm) y están diseñadas para una gran escala de cocción. Las sartenes pueden ser redondas, ovaladas, cuadradas o rectangulares, y algunos modelos tienen tapas con bisagras.

Utilizando una sartén eléctrica

Cuando utilizas una sartén eléctrica, asegúrate de colocarla en una superficie resistente al calor. Coloca un salvamanteles resistente al calor o tapete debajo de la sartén si la superficie no es resistente al calor. Retira la tapa de la unidad e inserta la unidad de control de calor en la salida de la sartén, asegurándote de que ha sido totalmente insertada antes de conectar el otro extremo del cable en una toma de corriente de pared. Ajusta la sartén a la temperatura deseada y espera a que la luz piloto se apague antes de empezar a cocinar. Sigue las instrucciones del fabricante o las instrucciones de la receta en cuanto a los ajustes de calor necesarios para una receta particular, y utiliza sólo madera, plástico, nailon o utensilios de goma durante la cocción para evitar dañar la superficie antiadherente de la sartén. Apaga la unidad o tapa la sartén y baja la temperatura para mantener la comida caliente hasta que estés listo para servirla. Desconecta el cable de la toma de corriente antes de desconectarlo de la sartén, y deja que la unidad se enfríe completamente antes de limpiarla.

Ventajas de utilizar una sartén eléctrica

Puedes cocinar, hervir, freír o cocer en una sartén eléctrica, y las sartenes eléctricas ahorran energía, especialmente en la preparación de alimentos que requieren un largo tiempo de cocción. También son útiles en situaciones donde el uso del horno no es posible, no está disponible o no es práctico, como durante los meses de verano en que deseas una comida hecha en casa, pero no una cocina demasiado cálida. Las sartenes eléctricas también te dan un gran control sobre la temperatura de cocción, desde mantener los alimentos a fuego lento en alrededor de 200 grados F (93 grados C) hasta revolver-freír carnes y verduras de forma rápida a 350 a 400 grados F (148 - 204 grados C), y el acabado antiadherente elimina la necesidad de utilizar aceites de cocina o grasas durante la cocción.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles