Cómo sazonar una pechuga de pollo a la parrilla

Escrito por kay miranda | Traducido por alejandra prego
Cómo sazonar una pechuga de pollo a la parrilla

Sirve el pollo con diferentes aderezos para complacer a todos los invitados.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Las pechugas de pollo a la parrilla son un plato popular en las barbacoas del jardín junto con los perros calientes, las hamburguesas o los filetes. Puedes sazonar las pechugas con un aderezo seco o mojado o con una marinada, lo que permite que el pollo absorba los sabores antes de ponerlo en la parrilla. Hay muchas opciones para sazonar el pollo, por lo que puedes experimentar hasta que encuentres la que sepa mejor para ti. La sal, la pimienta, las hierbas secas y las salsas barbacoa son aderezos comunes. Sin embargo, si eliges adobar el pollo para asarlo, debes asegurarte de cocinarlo suficientemente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aceite de oliva
  • Mostaza Dijon
  • Sal
  • Pimienta
  • Especias molidas
  • Un tazón
  • Una cuchara
  • Hierbas secas (tomillo, romero)
  • Salsa barbacoa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sazonar con adobo seco

  1. 1

    Mezcla 2 partes de sal con 1 parte de todas las especies secas en un tazón. Las especias más comunes utilizadas en carnes de ave son el polvo de ajo, la pimienta, el pimentón dulce y el polvo de cebollas.

  2. 2

    Prueba la mezcla colocando una pequeña porción en la lengua. Ajusta el adobo a tu gusto, añadiendo más de cualquier especia o combinando varias.

  3. 3

    Aplica frotando generosamente las especias en la superficie de la pechuga de pollo.

  4. 4

    Coloca el pollo en el refrigerador hasta por 12 horas para que absorba los sabores.

    Adobo mojado

  1. 1

    Mezcla especias secas en un tazón. Puedes usar tu mezcla favorita de sazón seca o una adaptación de la misma.

  2. 2

    Añade la cantidad suficiente de aceite de oliva o mostaza Dijon en la mezcla seca para humedecer toda la mezcla, formando una pasta. Otras opciones para los componentes húmedos son el rábano picante o el yogur.

  3. 3

    Marca el pollo con un cuchillo, haciendo pequeñas rayaduras en la superficie para que el adobo pueda penetrar mejor y le proporcione un sabor más fuerte.

  4. 4

    Aplica la pasta sobre el pollo. Espera 15 minutos antes de cocinar o refrigera hasta por 12 horas.

Consejos y advertencias

  • Si el pollo tiene piel, aplica el adobo sobre la misma. Las marinadas, como la salsa barbacoa se deben aplicar como un adobo húmedo.
  • Los adobos secos duran hasta un año en el estante si se encuentran en un recipiente hermético. Los húmedos durarán unas pocas semanas en el refrigerador.
  • Cocina el pollo a 165 grados F (73 grados C) para evitar que las bacterias transmitidas por los alimentos y los parásitos sobrevivan.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media