Una tos seca que no produce esputo y que no afecta a la respiración

Escrito por carol sarao | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Una tos seca que no produce esputo y que no afecta a la respiración
Las infecciones bacterianas y virales pueden producir una tos improductiva. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La tos es el método que tu cuerpo usa para remover material extraño o mucosa de tus pulmones y de tus vías respiratorias superiores. Una tos seca, a veces llamada tos improductiva, es una en la cual la tos no tiene esputo, o mucosa. Una tos seca puede ser el resultado de una enfermedad y algunas veces es solamente una reacción a una vía respiratoria inflamada o irritada. Una tos seca es solamente un síntoma, no una enfermedad como tal. La tos persistente tiene que ser evaluada por tu médico.

Otras personas están leyendo

Irritación de las vías respiratorias

A menudo, una tos seca no es el resultado de una enfermedad sino una respuesta a condiciones que inflaman las vías respiratorias, causando un broncoespasmo. El polvo y el humo del cigarrillo en el aire son conocidos por provocar tos seca. Inhalar algo y que entre en los tubos respiratorios de tu garganta también puede disparar una tos improductiva, como también un goteo postnasal. Los inhibidores ACE, usados para tratar la presión arterial alta, pueden a veces producir una tos crónica. El asma también puede producir una tos improductiva sin sibilancias; esta es a menudo una señal de advertencia de que el asma está empeorando o está controlada inadecuadamente.

Tos ferina

Puedes experimentar una tos seca al comienzo de una tos ferina, una infección bacteriana contagiosa del tracto respiratorio. La tos ferina, también conocida como pertusis, causa una inflamación que estrecha los tubos respiratorios en tus pulmones. Según MayoClinic.com, la tos ferina está volviendo, especialmente entre niños demasiado jóvenes que no han completado la secuencia de vacunas o en adultos cuya inmunidad se ha desgastado. Para la primera semana, puedes experimentar una tos seca, junto con una nariz que moquea, congestión nasal, estornudos y una fiebre leve. La siguiente semana, comienzan unos ataques severos de tos, que tienen flema; algunos arrebatos de tos pueden ser tan intensos que causan vómito, cara enrojecida o con rubor, y una fatiga extrema. La tos puede terminar con una inhalación que suena como un alarido. Aunque los adultos usualmente se recuperan completamente, la enfermedad puede ser peligrosa en niños pequeños. MayoClinic.com recomienda llamar a tu médico si la tos es tan severa que te enrojeces o te pones azul, si vomitas o inhalas con un sonido ahogado.

Neumonía por micoplasma

La neumonía por micoplasma es un tipo de neumonía bacteriana que usualmente afecta a personas de menos de 40 años y a menudo cuenta con una tos seca. También puedes experimentar dolor en el pecho, escalofríos, sudoración, fiebre, dolor de cabeza y dolor de garganta. La neumonía por micoplasma es usualmente diagnosticada por rayos X y pruebas de sangre, y es tratada con antibióticos, drogas anti inflamatorias sin esteroides, fluidos y descanso para reducir la fiebre. La mayoría de los adultos se recuperan completamente de esta enfermedad, según Medline Plus, un recurso en línea de los Institutos Nacionales de la Salud. Medline Plus recomienda llamar a tu médico si tienes una tos con fiebre y pérdida de aliento.

Influenza y resfriados

La influenza, o la gripe, es una infección viral que afecta al sistema respiratorio y que también puede producir una tos seca. Junto con una tos improductiva, puedes experimentar una fiebre de hasta 100 grados, escalofríos, sudoración, dolor de cabeza, dolor muscular y fatiga. Casi todas las personas se recuperan de la gripe en unos cuantos días, puede ser seria en algunos casos. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades estiman que decenas de miles de personas mueren por la gripe cada año. Tu médico puede recetarte un medicamento antiviral justo después de que tus síntomas se desarrollen; esto puede disminuir la intensidad y duración de la enfermedad. La gripe es tratada con descanso, líquidos y aliviadores del dolor de venta libre. Los niños jóvenes, adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con sistemas inmunológicos débiles y personas con enfermedades crónicas tienen que contactar a su médico si desarrollan síntomas de gripe.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles