DESCUBRIR
×

La secadora Whirlpool no calienta lo suficiente para secar bien la ropa

Actualizado 21 noviembre, 2016

Las secadoras Whirlpool, disponibles para su compra en la web y en muchos comercios y tiendas de electrodomésticos, vienen en una variedad de acabados, tamaños y con diferentes opciones. Estos incluyen ciclos de uso eficiente de energía, sensores de tiempo y temperatura, protección por encogido, ciclo de prendas voluminosas y un sistema de reducción de ruido. Si surgen problemas con la secadora, como que no se caliente lo suficiente para secar la ropa, puede ser necesario resolver algunos problemas.

Instrucciones

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images
  1. Verifica que la secadora Whirlpool esté firmemente conectada a una fuente de alimentación en funcionamiento. Reinicia el disyuntor según sea necesario y revisa los fusibles, ya que las secadoras eléctricas usan dos fusibles domésticos. No conectes la secadora a un cable alargador, ya que éste no puede suministrar la energía suficiente para calentar la unidad.

  2. Asegúrate de que la válvula de gas se encuentre abierta para la secadora a gas Whirlpool. Se necesita de gas para proporcionar calor.

  3. Verifica la selección del ciclo y evita elegir la opción "Only Air" (Sólo aire) o "Fluff" (Pelusa) para secar artículos, ya que las mismas no utilizan calor.

  4. Abre la puerta de la secadora y retira el filtro de la pelusa. Limpia la pelusa y devuelve el filtro de pelusa en la unidad. Revisa el conducto de escape y limpia el exceso de suciedad o residuos, como la acumulación de pelusa que puede evitar un calentamiento adecuado.

  5. Asegúrate de que el conducto de escape no esté aplastado, doblado o dañado. Enderézalo si es posible.